HA SIDO UNA DE LAS GRANDES ACTRICES DE LA ESCENA ESPAÑOLA DEL SIGLO XX

Mary Carrillo debutó en 1936 en la Compañía de Hortensia Gelabert, con la obra «El juramento de la primorosa» y posteriormente en la de Pepita Díaz (con quien interpreta «Nuestra Natacha»). Al inicio de la Guerra Civil Española marcha a México, donde contrae matrimonio con el actor Diego Hurtado.
De regreso a España, retoma su carrera teatral y realiza la película «Marianela» (1940), de Benito Perojo. Tras rodar otros tres largometrajes, se aparta de la gran pantalla hasta 1958.
En teatro, se incorpora primero a la Compañía de María Bassó y Nicolás Navarro y en 1940 a la del María Guerrero, interpretando «La florista de la reina», «La santa hermandad» y «La santa virreina». En 1948, finalmente, forma su propia Compañía.
Entre su filmografía figuran títulos como «El pisito» (1959) de Marco Ferreri, «Nueve cartas a Berta» (1966) de Basilio Martín Patino, «El crimen de Cuenca» (1980) de Pilar Miró, «La colmena» (1982) de Mario Camus, «Entre tinieblas» (1983) de Pedro Almodóvar o «Los santos inocentes» (1984), también de Camus.
A lo largo de su larga carrera como actriz ha sido galardonada con multitud de premios y homenajes, como el Premio Nacional de Teatro, en 1949 y 1961 y Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes por dos veces en 1948 y 1982.
En 1997, por su papel «Más allá del jardín», logró dos de los premios más importantes de su carrera profesional, el Goya a la Mejor Interpretación Femenina y la Medalla de Plata de la Academia de Ciencias Cinematográficas.