Poseedor de 6 Goyas, dieñó el vestuario de «El bosque animado», «Esquilache», «El rey pasmado», «El maestro de esgrima» o «Juana la loca»

Javier Artiñano nació en 1942 en San Pedro Montes de Oca provincia de San José de la República Centroamerica de Costa Rica. Hijo de emigrantes españoles, a los pocos años viene a España, más concretamente a Santander donde estudió el Bachillerato. Cursó estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando (Madrid) y escenografía y figurinismo en la Escuela de Artes Decorativas (Madrid). Al mismo tiempo colaboró con el grupo teatral «Los Goliardos”.
Profesionalmente, debutó en 1968 diseñando el vestuario de la obra «La hora del Fantasía de Anna Bonacci», para la compañía de Irene Gutiérrez Caba. Para el cine, su primer trabajo fueron los diseños de «Las melancólicas» de Rafael Moreno Alba. Desde entonces ha diseñado escenografías para teatro y principalmente, vestuario para teatro, cine y televisión. Ha creado más de 80 diseños entre escenografías y vestuario para teatro, el vestuario de más de 40 películas y el vestuario de varios programas y series de televisión. Su vestuario recreó al marqués de Esquilache en Fernando Fernán-Gómez, a la heroína Mariana Pineda en Pepa Flores, a Juana la Loca en Pilar López de Ayala o al monarca Felipe IV en Gabino Diego, entre otros muchos personajes.
Para el teatro hizo los figurines de las obras de Jardiel Poncela y Antonio Buero Vallejo «Madre, el drama padre» e «Historia de una escalera», respectivamente, entre otras. En el cine se encargó del ropaje de películas como «Valentina» (1982), «Las bicicletas son para el verano» (1984), «El bosque animado» (1987), «El rey pasmado» (1991), «El maestro de esgrima» (1992), «El pájaro de la felicidad» (1993), «Libertarias» (1996), «El corazón del guerrero» (2000) y «Juana la Loca» (2001).
En televisión diseñó el vestuario de las populares series «Fortunata y Jacinta», «Los desastres de la guerra», «Paisaje con figuras», «Los gozos y las sombras», «Mariana Pineda», «Los jinetes del alba» y «La regenta». Sus seis Premios Goya fueron por «El bosque animado» (1988), «Esquilache» (1990), «El rey pasmado» (1992), «El maestro de esgrima» (1993), «Lázaro de Tormes» (2001) y «Juana la Loca» (2002).