Tenía 80 años y había escrito guiones para Roberto Rossellini y Ermano Olmi, entre otros directores

Su debut como periodista tuvo lugar tras la guerra, el 2 de agosto de 1946. Su primer trabajo fue para la radio Trieste, con la cual colaboró hasta los inicios del 50, ocupándose desde fines de la posguerra del festival de cine de Venecia. En 1950 comenzó la colaboración con la revista Sipario, de la cual se convirtió en colaborador de 1971 a 1974.
En el curso de su carrera colaboró con la Settimana Incom, el semanario Panorama, el diario La Repubblica y el Corriere della Sera. En 1961 colaboró con la redacción del filme «El cartero» («Il Posto») de Ermanno Olmi y contribuyó a la fundación de la casa de producción cinematográfica «22 de diciembre», que dirigió artísticamente hasta el cese de las actividades en 1965, produciendo filmes como «I basilischi» de Lina Wertmuller y «La edad de hierro» de Roberto Rosellini.
En 1969 se trasladó Roma para colaboración en la producción de filmes y series de televisión para la radio televisión pública RAI. En calidad de guionista, Kezich participó en la redacción de las adaptaciones o de historias originales en varias películas, entre ellas «La leyenda del santo bebedor» («La leggenda del santo bevitore») de Ermano Olmi, León de Oro del Festival de Venecia.