ACTOR DE CINE Y TEATRO, TRABAJÓ EN COMEDIAS AMABLES AL LADO DE LINA MORGAN O QUIQUE CAMOIRAS

Gran cómico del cine y teatro español, Juanito Navarro compartió escenario con Lina Morgan, con la que trabajó durante más de nueve temporadas, Rafaela Aparicio y, sobre todo, con Quique Camoiras, con quien presentó en Telecinco «Humor cinco estrellas» durante más de un año. En 1960-1961 Juanito Navarro bate record de permanencia y taquilla en Madrid, Teatro Alcázar desde 10 de abril hasta 20 de septiembre de 1960. Cuatro temporadas de éxito con su Compañía de Comedias Cómicas. Estrena, junto a la vedette Addy Ventura, «¡Ya tengo papá y mamá!” de Loigorri y Fernández Rica, «La heroína de Alpedrete” de Daniel España y López Monis, «Un hombre tranquilo” de Adrián Ortega, «Don Manuel y la extraña reliquia” de José de Juanes, «Las novias de Juan García” de Aizpuru y Tejedor, «Doña Inés del alma mía” de José Muñoz Román. La última que hace con el Maestro Cabrera fue la que fue centenaria en el Teatro Calderón, «¡Ellas, ellos…y el taxista!” de Arena y Valls. Esta es representada en provincias junto al estreno de «Los líos del Cordobés” de Parada, Valls y Cabrera, en la temporada de 1961-1962.
Juanito Navarro había nacido en Madrid en 1926. Tras estudiar ingeniero aeronáutico entra en el mundo del teatro, en el que va adquiriendo una sólida formación hasta que, en 1960, forma su propia compañía de comedias. Trabaja al lado de actores como Tony Leblanc, Manolito Díaz, Antonio Casal o Lina Morgan en obras como «Y parecían tontos», «Las Leadras» o «El taxi de los conflictos».
Desde 1978 forma su gran Compañía de Revistas en el Teatro Calderón de Madrid, con éxitos como «¡Una vez al año no hace daño!” de Juanito Navarro y Alguero (1978-1979), descubriendo a la vedette Bibi Andersen y con el popular cómico Simón Cabido. Desde este instante Simón Cabido y Navarro se hacen populares gracias a las historias de Doña Croqueta y Don Cirilo que marcarón una época en la historia del humor español en televisión.
Juanito Navarro cultivó un tipo de comedia intrascendente pero cariñosa y en los años 70, sin abandonar los escenarios ni l televisión, interviene en películas como «Las señoritas de mala compañía», de José Antonio Nieves Conde. Pero no será hasta los años 80 cuando el cine se le presente como alternativa a su trabajo escénico, bajo la dirección casi exclusiva de Mariano Ozores, que le convierte en uno de los protagonistas de sus películas al lado de Antonio Ozores, Fernando Esteso y Andrés Pajares. A partir de 1980 interpretó más de 20 títulos de este director, como «¡Qué gozada de divorcio!», «Los caraduros», «Los presuntos», «Esto es un atraco», o «Los obsexos». Su última aparición en la gran pantalla fue en la popular «Torrente en Marbella» (2001).
Casado y con dos hijas, Juanito Navarro hacía su última incursión en el teatro con «El Show de Juanito Navarro» en el que, junto a la actriz Marga Herrera representaba una serie de escenas cómicas, en género en el que mejor se desenvolvía el actor.
Al margen de sus numerosos trabajos en el cine y el teatro, Juanito Navarro se hacía muy popular en los medios deportivos por haberse presentado en diferentes ocasiones al cargo de presidente del Real Madrid.