Sus canciones han sonado en cerca de 200 películas, trabajó como actor en algunas y llegó a dirigir un corto documental

Vocalista, guitarrista y compositor, Lou Reed ha sido uno de los músicos estadounidenses más influyentes de los últimos 50 años con numerosos giros musicales en una carrera sin la cual no se pueden entender corrientes como el glam, el punk o el rock alternativo e incluso desbordó el ámbito estrictamente musical para colaborar con artistas pop como Andy Warhol.
Lewis Allan Reed nació en Brooklyn en 1942 y formó poco después de terminar sus estudios una banda que, tras algunas modificaciones, se convertiría en The Velvet Underground. El grupo grabó entre 1967 y 1970 cuatro discos que en su momento pasaron sin apenas reconocimiento de crítica ni público, pero que las generaciones posteriores encumbraron como fuente de inspiración musical. En 1970, Lou Reed abandonó The Velvet Underground para comenzar una carrera en solitario que terminó de encumbrar su figura como mito del rock y prolongó sus excesos reconocidos con el alcohol y otras drogas todo ello empapado de la bohemia urbana neoyorquina. Desde entonces, ha sabido reinventarse en incontables ocasiones hasta hacer difícil su catalogación en un solo estilo e incluso accedió a una reunión de The Velvet Underground que en 1994 derivó en una gira por Europa. Suyas son canciones como «Walk on the wild side», «Transformer», «Sweet Jane», «The heroine» o «Rock ‘n Roll».
En el cine sus composiones han sonado en cerca de 200 películas: su aproximación al cine fue también con director (fue el artífice del cortometraje documental «Red Shirley») y como actor, en muchos casos interpretándose a si mismo. Entre sus aparicines cinematográficas destacan «Get Crazy» (1983), «Blue in the Face» (1985), «Lulu on the bridge» (1998) o «Nación Prozac» (2001)