DOBLE CANDIDATA A LOS OSCAR POR «HAMLET» Y «CON LOS OJOS CERRADOS», TENÍA 80 AÑOS

Nacida en el barrio londinense de Crouch Hill, desde niña quiso ser actriz. Llamó la atención de un cazatalentos en una clase de baile con tan sólo 14 años y consiguió debutar en el cine en su adolescencia apareciendo en la película «Give us the moon» (1944), de Val Guest y Caryl Brahms. Su fama en las islas británicas tampoco tardaría mucho en llegar ya que la figura de Jean Simmons se hizo reconocible gracias a su intervención en la película de David Lean «Cadenas rotas» («Great Expectations», 1946).
A partir de ese momento, las apariciones de Simmons se multiplicarían: «César y Cleopatra» («Caesar and Cleopatra», 1946) de Gabriel Pascal, «Narciso negro» («Black Narcissus», 1947) de Michael Powell y Emeric Pressburger, y sobre todo, su interpretación de Ofelia en «Hamlet» (1948), la adaptación de la obra de William Shakespeare dirigida y protagonizada por Laurence Olivier. Este papel le valió a Simmons una nominación para los Oscar de 1948 en el apartado de mejor actriz de reparto.
Esa nominación hizo de Jean Simmons una actriz atractiva para las superproducciones norteamericanas. En 1950, su popularidad aumentó aún más casándose con Stewart Granger, actor especializado en el género. Este matrimonio duró hasta el 1960.
En la década de 1950, Simmons empezó a ser habitual en las producciones de Hollywood. Así, destaca sus participaciones en «Androcles y el león» (1952) de Chester Erskine, «Cara de ángel» (1953) de Otto Preminger, «La túnica sagrada» (1953) de Henry Koster, «Sinuhé, el egipcio» (1954) de Michael Curtiz, «Desireé» (1954) de Koster o «Ellos y ellas» (1955) de Joseph L. Mankiewicz. Destacan especialmente «Horizontes de grandeza» (1958) de William Wyler y «Espartaco», de Stanley Kubrick.
En 1960, Simmons se divorciaría de Stewart Granger y se casaría con el director Richard Brooks. Su esposo la dirigió en una de sus mejores películas: «El fuego y la palabra» (1960) y posteriormente la volvería a dirigir en 1969 en «Con los ojos cerrados», por el que Jean repetiría nominación al Oscar, ahora en la categoría de mejor actriz principal.
En la década de los 70, Simmons fue apartándose del cine para dirigir sus pasos profesionales hacia la televisión. En 1982 protagonizó la película «Bandera azul», junto al actor Sidney Poitier. Así, la actriz británica apareció en series como «Norte y Sur» o «El pájaro espino». La interpretación en esta última le valdría un premio Emmy. Todavía a principios del nuevo siglo, Simmons seguía trabajando esporádicamente, aportando su voz a películas de animación. En total interpretó alrededor de 75 películas. Tenía dos hijas, Tracey y Kate, de su primer y segundo matrimonio respectivamente.