FUÉ PAREJA DE ANTONIO GADES EN «EL AMOR BRUJO» PELÍCULA POR LA QUE GANÓ EL PREMIO A LA MEJOR ACTRIZ EN EL FESTIVAL DE NUEVA YORK

La actriz había nacido en Madrid, 16 de junio de 1944. Tras abandonar sus estudios con tan sólo diez años, comienza a dedicarse al baile flamenco y va creando su propio estilo de forma absolutamente autodidacta. Con doce años debutó como profesional en la obra «La parrilla», en el teatro Alcázar, de Madrid.
A los dieciséis años viaja a América formando parte de la compañía del bailarín José Greco, en la que pasó a ser rápidamente una de las principales figuras. Por bailar una danza polaca le pusieron su sobrenombre.
Convertida en una figura destacada en su género, a finales de los años cincuenta realiza una gira por la entonces Unión Soviética, Europa y Estados Unidos, donde interviene en el show de Ed Sullivan y actúa ante el Presidente Kennedy. De regreso a España consolida su carrera ascendente con sucesivas giras y alcanzando el status de primera figura en los cuadros flamencos Los canasteros y Las brujas.
Su enorme popularidad le abre las puertas del cine, y debuta en 1965 con el filme «Con el viento solano», de Mario Camus. A lo largo de los años setenta participa en diversos títulos dando vida a personajes raciales y apasionados y a través de los que, con frecuencia, exhibe sus facultades de baile.
Entre las películas en que interviene, figuran «El amor brujo» (1967), de Francisco Rovira Beleta, junto a Antonio Gades, película nominada al Oscar y por la que la ganó el premio a la mejor actriz en el Festival de Cine de Nueva York; «Las secretarias» (1969), de Pedro Lazaga, «Verano 70», «Del amor y de la muerte» (1977), «Españolear», «El padrino y sus ahijadas» o «El abominable hombre de la Costa del Sol». En 1986 vuelve a participar en la nueva versión de «El amor brujo» bajo la dirección de Carlos Saura. Fue su última película.