Trabajó tambien con Robert Bresson, Pier Paolo Pasolini. Marco Ferreri, André Téchiné o Philippe Garrel

Wiazemsky debutó en el cine en 1966 con «Au hasard Balthazar», de Robert Bresson, y conoció en ese rodaje a quien sería su marido durante una década, el cineasta de origen suizo Jean-Luc Godard, 17 años mayor que ella. Entre los siete filmes que Godard y ella rodaron juntos destacan «La Chinoise», «Sympathy for the Devil» y «Todo va bien».

La actriz, cineasta y escritora volvió a aparecer en escena gracias al filme «Le Redoutable», donde se narra su difícil relación con Godard. La película, que se estrenará en España este 12 de octubre y cuya presentación en el Festival de Cannes contó con la presencia de Wiazemsky, está basada en su novela «Un año ajetreado», donde mostraba un perfil mucho más completo del hombre detallista y celoso con el que se compartió diez años de su vida.

Pero Wiazemsky nunca fue solo la musa de Godard. En su carrera también estuvo bajo las órdenes de Pier Paolo Pasolini ( «Teorema», 1968), Marco Ferreri ( «El semen del hombre», 1969), André Téchiné ( «Rendez-vous», 1985) o Philippe Garrel ( «L’Enfant secret», 1982).

Como novelista, la francesa de origen alemán dejó constancia de su propia historia, como en «Mon enfant de Berlin», publicado en 2009. Su último libro, «Un saint homme», publicado a principios de este año como colofón a una trayectoria en la que llegó a ganar en 1998 el gran premio de novela de la Academia francesa por «Une poignée de gens».