La actriz francesa, fallecida en la localidad malagueña de Estepona a los 92 años, dio vida a Ivonne, la amante despechada de Humphrey Bogart aquella película

Según ha informado su hijastro, el cineasta italiano Carlos Alberto Pinelli a la revista estadounidense «The Hollywood Reporter», LeBeau falleció en su ático de la localidad malagueña, lugar que había elegido para su retiro.

LeBeau, que nació en Antony Hauts-de-Seine, cerca de París, en 1923, dio vida a Ivonne, la amante despechada de Humphrey Bogart en «Casablanca» (1946), un filme en el que protagonizó una de las escenas más recordadas del cine, en la que gritó «Viva Francia» después de que la clientela del Rick’s Café cantara «La Marsellesa» ante un grupo de soldados alemanes.

La actriz gala participó en el rodaje de la mítica película tras huir en 1940 con su marido, el actor francés de origen judío Marcel Dalio, a Estados Unidos, donde entró en contacto con el ambiente cinematográfico del momento.

Pero LeBeau también trabajó con otros grandes directores como el italiano Federico Fellini, con quien en 1963 rodó la película «Ocho y medio». En 1988, después de divorciarse de Dalio en 1942, la actriz se volvió a casar con Tullio Pinelli, uno de los guionistas de cine italiano más conocidos.

En su biografía también dio vida a personajes de películas donde compartió reparto con actores españoles como Carmen Sevilla o Francisco Rabal, como es el caso de «La pícara molinera» (1955), cinta del director argentino León Klimovsky donde interpretó a Jacqueline la corregidora.

Tras la muerte de la actriz estadounidense Joy Page en 2008, que en «Casablanca» hacía de Annina Brandel, LeBeau se había convertido en la única representante viva de la famosa cinta de Michael Curtiz.