LA ACTRIZ DE ORIGEN HOLANDÉS SE CONVIRTIçÓ EN UN MITO ERÓTICO DE LOS 70

Sylvia Kristel se hizo famosa con su primera película, «Emmanuelle», dirigida por Just Jaekin y basada en la novela del mismo título de Emmanuelle Arsan. El film se estrenó en 1974 y fue un éxito en todo el mundo, llegando a proyectarse en un cine de los Campos Elíseos de París durante 13 años. La película rompió en la década de los 70 el tabú del sexo en el cine e instauró el erotismo como base central de la trama. La película, grabada en Tailandia y las islas Seychelles con un presupuesto de 500.000 dólares, recaudó 100 millones de dólares y en algunos países como Francia y Japón permaneció más de una década en cartelera. El filme tuvo diferentes secuelas (las dos primeras con Kristel como protagonista) y numerosas imitaciones.
Aunque Sylvia Kristel desarrolló después una interesante trayectoria como actriz y cantante, su exito de «Emmanuelle», la ha seguido marcando siempre. En el 2008 derigió el cortometraje de animación «Topor et moi».