El compositor polaco tenía 81 años y fue uno de los músicos de vcanguardia en los 50 y 60

Wojciech Kilar participó en la música de más de 160 filmes, aunque se hizo mundialmente famoso como autor de la música de la película «El pianista» firmada por Román Polanski, que le valió en 2002 un premio César a la mejor composición, otorgado por la Academia de Cine francés.
Otras películas importantes para las que escribió la banda sonora fueron «La muerte y la doncella» y «La novena puerta», ambas también de Polanski; «Retrato de una dama», de la directora Jane Campion, «Drácula», de Francis Ford Coppola o «La noche es nuestra», de James Gray.
El músico había nacido el 17 de julio de 1932 en Lemberg, localidad actualmente perteneciente a Ucrania pero que estuvo bajo dominio polaco hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial en 1939. Kilar comenzó su formación musical en la Academia de Cracovia (sur de Polonia) antes de perfeccionar su educación en París donde estudió composición con la compositora y pianista Nadia Boulanger.
Posteriormente se encuadraría dentro de los movimiento artísticos vanguardistas, participando en 1957 en los Curso de Verano para una Música Nueva en Darmstadt (Alemania). Finalmente se dedicó a la composición de obras para orquestas entre las que se cuenta su Sinfonía de Septiembre finalizada en 2003 en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre. En mayo de 2012 Kilar recibió la Orden del Águila Blanca, el reconocimiento más alto que puede otorgar el estado polaco.