El actor confirma en Cannes, donde promociona «Los mercenarios 3», que estará en la secuela que volverá a dirigir Ridley Scott

El movimiento es muy poco habitual. Las negociaciones, por lo general, se desarrollan de forma privada, salvo filtraciones, y no salen a la luz hasta que las partes están cerca de llegar a un acuerdo. Los medios estadounidenses especularon con la posibilidad de que Alcon busque presionar así a Harrison Ford, que por ahora se había mostrado reacio a involucrarse en la continuación de la mítica cinta de ciencia ficción de 1982 donde encarnó a Deckard, el «blade runner» que tenía como misión retirar (exterminar) a un grupo de replicantes (androides) descarriados.
Sin embargo, el actor, que se encuentra estos días en el Festival de Cannes promocionando «Los Mercenarios 3» en la que participa junto a Sylvester Stallone, Antonio Banderas o Arnold Swarzenegger, lo ha confirmado.
«Nos sentiríamos honrados, y estamos esperanzados de que Harrison participe en nuestro proyecto», indica la declaración del estudio, que de paso recuerda que Ridley Scott, director de la cinta original, se encargará de filmar la segunda parte, y que también han reclutado a uno de los guionistas de la cinta del 82, Hampton Fancher.
Contar con Ford permitiría a Alcon aplacar los ánimos de la legión de fans de «Blade Runner», reacios a la idea de retomar los hechos narrados en una cinta que terminaba de forma enigmática, con más de una duda flotando en el aire (¿Se salvarán Deckard y Rachael? ¿Es Deckard un replicante?). Ahí, precisamente, residía parte de su atractivo. Un misterio que una secuela haría desaparecer tres décadas después.
No será esta la primera secuela que ruede Harrison Ford. En cuanto abandone Cannes, el actor se incorporará al rodaje de «Star Wars: Episodio VII», ya en rodaje en Abu Dabi, donde volverá a encarnar a Han Solo.