UNA HISTORIA DE PERDEDORES Y DE REDENCIÓN FIRMADA POR DAVID MARQUÉS

Además de Hugo Silva, el reparto está integrado también por Megan Montaner, Elio González, Ricard Sales, Juan Codina, Enrique Arce, Miriam Benoit y Víctor Palmero. La película es un drama social con toques de comedia, acción y costumbrismo, que transita por la esperanza y la desesperación.
Pasca es un hombre cercano a los 40 que hace años que dejó el boxeo, y ahora trabaja de sparring, soportando los golpes de jóvenes aspirantes que sueñan con hacer carrera. Abandonó el boxeo y la esperanza el día en que la fatalidad hizo que estrellara el coche que conducía, ocasionando la muerte de sus padres y la invalidez de su hermano Toni, al que cuida desde entonces, en una relación de falsa dependencia. A su lado, Fonsi, su mejor amigo, un alcohólico que malvive al borde del abismo con una mujer y un hijo que cuidar. Pasca mantiene con él una relación fraternal y un espejo en donde no le gustaría mirarse. Pasca, anclado en su vida y aferrado a las crisis, tratará de despertar de su pesadilla, ante la irrupción en su vida de Adela una joven profesora que llega al barrio.
Tras la proyección matinal, David Marqués se ha referido a la película como «una historia de perdedores y de redención, con una estructura de road movie pero que se desarrolla íntegramente en el madrileño barrio de Vallecas».
Hugo Silva ha añadido por su parte que le encantaron «las contradiciones del personaje», aclarando que «pese a que he practicado algún arte marcial y algo de boxeo, nunca lo hice de forma tan intensa como aquí, en donde lo físico lleva al personaje a lo intelectual».