José Luis Gil, Luisa Gavasa, Manuel Manquiña y Álvaro de Luna protagonizan una comedia sobre cuatro jubilados que forman una banda para robar un museo

Ignacio Estaregui («Justi&Cia») finaliza el rodaje de su segundo largometraje, «Miau», una comedia sobre como cuatro jubuilasdos ponen patas arriba su entorno, basada en la novela «Hilo musical para una piscifactoría», de Juan Luis Saldaña, que protagonizan José Luis Gil, Luisa Gavasa, Manuel Manquiña y Álvaro de Luna. Una historia barnizada de realismo, ternura, poesía y una pizca de locura.

La película, que se rueda en localizaciones aragonesas de Zaragoza, Huesca y los Monegros muestra como cuatro jubilados trazan un plan para sentirse vivos: van a robarle al aburrimiento y a la vida: Telmo ocupa su tiempo escribiendo un ensayo sobre el origen de su chiste favorito cuando se reencuentra casualmente con dos amigos de juventud. Un tercero, Monreal, sale de la cárcel con la intención de revolucionar al grupo, proponiéndoles un rocambolesco plan y poniendo patas arriba su monótona rutina. Sin nada que perder, el variopinto grupo se verá inmerso en multitud de aventuras que incluyen el robo a un museo.

«Me enamoré de la novela de forma instantánea, «Hilo musical para una piscifactoría», de Juan Luis Saldaña. La vi en imágenes e identificaba los lugares que describía como si fueran míos. Me cautivó no solo la historia sino el tono y los personajes. Un año después estamos terminando el rodaje de la que será mi segunda película», dice Ignacio Estaregui.

«La banda formada por los cuatro actores protagonistas, encabezada por José Luis Gil, funciona como un reloj gracias a la química que ha habido entre ellos. La diferencia respecto a otras comedias es el tono, que en ocasiones roza el realismo mágico para poder ver el mundo como lo ve su protagonista», concluye el director.