La película se basará en la novela de Gabriel Aresti «Mundu Munduan»

La trama mostrará como el sentimiento de culpa que embarga a los niños que participaron en aquel juego los conducirá a ver sus vidas como actos de sacrificio. La película, que cuenta con un presupuesto de 971.700 euros, recibió en 2012 una ayuda al desarrollo de obras audiovisuales de la Fundación INAAC.
Con esta película Imanol Rayo reincide en el mundo de las adaptaciones literarias, después de que con «Bi anai» («Dos hermanos») adaptase la novela corta del mismo nombre del escritor vasco Bernardo Atxaga, que obtuvo el Premio de la Crítica para narrativa en euskera en 1985.