Javier cámara y Candela Peña dan vida a la pareja protagonista de una película de la que no se quiere contar nada

Todos los participantes en la película, tanto del equipo técnico, como artístico, han firmado una cláusula de confidencialidad, porque la directora no desea desvelar de momento la trama de la película. Los actores tienen prohibido revelar detalles del guión, del que sólo se sabe que pasa en el futuro próximo, en el año 2017.
«Últimamente, el espectador llega a las películas, sabiendo demasiadas cosas de ellas. A veces, viendo el trailer ya te haces una idea del film…. Y cuanto más sabes de éste, menos ganas tienes de verlo. Hay una saturación enfermiza de información. Ya sé que será casi imposible, pero me gustaría que los espectadores llegaran a «Ayer no termina nunca” sabiendo muy poco de la historia. Lo único que puedo decir es que para mí, es una especie de retorno al mundo de «Mi vida sin mí” mezclado con aspectos del ahora y aquí de la situación que estamos viviendo como país. Por mi parte, lo único que sé es que esta película no sería posible sin la dedicación absoluta de Javier y Candela. Me siento afortunada de tenerlos conmigo en esta aventura. Cada minuto de los que hemos ensayado ha sido precioso. Y sé que en la pantalla van a sorprender, emocionar y golpear al espectador”, asegura Isabel Coixet.