«Nadie quiere la noche» se rodará en las mismas localizaciones de «El imperio contraataca»

Con el estreno de dos películas como ésta filmadas en inglés, «Mi otro yo» («Another me»), que llegará en junio, y «Learning to Drive» aún pendiente, la catalana rueda «Nadie quiere la noche» en los paisajes nevados de Finse, mismo lugar donde filmaron el siglo pasado «El imperio contraataca».
«Nadie quiere la noche», que parte de un texto de Miguel Barros («Blackhorn»), es una coproducción europea liderada por España y con participación francesa. «A mi lo que me cansa es no hacer nada, la inactividad», comentaba la cineasta, ante su tercera película en menos de dos años.
Finse, una remota localidad Noruega, era mundialmente conocida por los seguidores de «Star Wars» por haber albergado en 1979 al helado planeta Hoth, que aparecia en el «Episodio V: El imperio contraataca». La elección de este paraje viene impuesta por la trama, ya que se sitúa en Groenlandia a principios del siglo XX, y gira en torno a la amistad de dos mujeres de mundos muy diferentes, que tienen el común el amor por un hombre, el explorador Robert Edwin Peary.
El rodaje no tendrá nada que ver con el de «Ayer no termina nunca», su último estreno comercial, que se llevó a cabo en un casi único escenario. Finse es una localidad de difícil acceso, ya que no posee carreteras y está situada a más de 1200 metros de altitud, tan solo se puede llegar a pie o en bicicleta, pero la directora ya se encuentra en el lugar ultimando el plan de rodaje. Desde la Western Norway Film Commission se muestran encantados de la elección sobre el lugar de rodaje de la directora catalana. Además por el rodaje de «Nadie quiere la noche» Coixet ha recibido una subvención de casi medio millón de euros del fondo Eurimages, así que no puede más que estar de enhorabuena.
La cinta de Coixet, estará protagonizada por Juliette Binoche y la actriz japonesa Rinko Kikuchi, con la que Coixet ya trabajó en «Mapa de los sonidos de Tokio», además cuenta con el actor irlandés Gabriel Byrne para el principal papel masculino, el explorador Robert Edwin Peary, que pasó a la historia porque en 1909 erró la ubicación del Polo Norte por solo ocho kilómetros. En el reparto figura también el actor danés Nikolaj Coster-Waldau, conocido por la serie de televisión «Juego de Tronos» y por ser el protagonista de filmes como «Mamá» o «Headhunters».
«Nadie quiere la noche» volverá a retratar el universo femenino y las relaciones a través de la particular energía y el universo propio que Coixet refleja en todos sus films, donde ha demostrado que en el caso del cine no existen fronteras ni culturales ni idiomáticas, y mucho menos respecto al medio, pues se ha atrevido no solo a dirigir cine, sino también televisión y publicidad. Aunque no todas sus películas han funcionado bien en taquilla, es una directora con un grupo fiel de seguidores y con un tono activista como demostró con el Goya que ganaba al mejor documental con «Escuchando a Garzón».