EL CINEASTA HA PRESENTADO EN EL CERTAMEN «LA NOCHE QUE NO ACABA» SOBRE EL PERIPLO ESPAÑOL DE AVA GARDNER

Previamente el director ha impartido una masterclass en el Museo Piocasso de Málaga, ciudad que agoge además, en el Centro de Arte Contemporáneo, la exposición Traços/Traces, una instalación audiovisual de Isaki Lacuesta en la que intervienen Antoni Tapies, Miquel Barceló, Frederick Amat y Perejaume.
Isaki Lacuesta ha dirigido cuatro largometrajes («Cravan vs Cravan», «La leyenda del tiempo», «Los condenados» y «La noche que no acaba», estrenada en el Festival de San Sebastián 2010), así como numerosos cortometrajes e instalaciones para exposiciones. «Los condenados» recibió en 2009 el premio Fipresci de la crítica en la sección oficial del Festival Internacional de San Sebastián. «La leyenda del tiempo», su segundo largometraje, se presentó en la sección oficial del Festival de Rótterdam y ha sido premiada en diversos festivales internacionales. Acaba de terminar su quinto y sexto largometrajes «Los pasos dobles», una aventura rodada en Mali, con la colaboración de Miquel Barceló y una historia de ficción rodada también en Africa.
«La noche que no acaba», que se ha proyectado tras la entrega del Premio, es un documental en el que Isaki Lacuesta sigue el rasto de la mítica actriz Ava Gardner en la España de los años 50 y 60. La película cuenta como Ava Gardner llegó a España en 1950 para rodar «Pandora y el holandés errante» en Tossa de Mar. Era la primera vez que la actriz salía de Estados Unidos y la primera vez que los habitantes de aquella localidad pesquera de la Costa Brava veían un grupo de visitantes extranjeros tan numeroso. En sus memorias, Ava Gardner escribió: «De todas las condenadas películas que hice, «Pandora» sea quizás la menos famosa y sin embargo casi nada me ha influido tanto. Esa película cambió mi vida”.
Ava encontró en la oprimida y vital sociedad española un reflejo de sí misma y la mejor vía de escape a una vida de estrella de Hollywood que empezaba a detestar. Ava Gardner volvió a España tres años después. Su matrimonio con Frank Sinatra estaba en crisis, acababa de someterse a su segundo aborto… Tras reunirse brevemente con Sinatra, que acudió a Europa en una gira como cantante, Ava decidió que Madrid fuera su refugio.
«La noche que no acaba» sigue el rastro del paso de Ava Gardner por España. Una vida alocada, exagerada, envuelta en juergas, flamenco toros, alcohol, y que ha dado pie a mil y una leyendas. A través de entrevistas con testigos que la conocieron, la película recuerda sus relaciones con los toreros Mario Cabré y Luis Miguel Dominguín, o sus conflictos con su vecino Juan Domingo Perón. Una vida con una cara alegre y vital pero con un reverso amargo y vulnerable. La película se centra asimismo en las películas que la actriz rodó en ese periodo de tiempo. Títulos como «La noche de la iguana», «La condesa descalza» o «55 días en Pekín» junto a un Charlton Heston al que no podía soportar.
Como dice al principio la voz en off: «Esta película cuenta lo que sucedió entre un primer plano de «Pandora» y un primer plano de «Harem», el primero y el último que Ava rodó en España”, un país al que adoró, porque, según dijo en una ocasión, «tenía los mismos defectos que ella”.