Los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid han acogido en una ceremonia a todos los candidatos

El cine español está «muy vivo» como lo demuestra la altísima calidad de las películas nominadas a los Premios Goya, pese a los «momentos que atraviesa» y las «zancadillas que de vez en cuando» se le ponen. Así lo ha asegurado este lunes el presidente de la Academia del Cine, Enrique González Macho, durante la celebración del acto.

El director de la Academia ha dicho que 2013 ha sido un año un «poco peor» que el anterior en cuanto a cuota de pantalla, pero ha destacado «lo alto que está el cine pese a las dificultades». «El talento y la creatividad no nos los van a quitar», ha aseverado. González Macho ha destacado que las películas nominadas a los Premios Goya son «maravillosas» pero también hay «magníficos» filmes españoles que no están entre los nominados. En cualquier caso, ha dicho que el proceso de elección «es justo y democrático».

Durante la gala, presentada por Cayetana Guillén Cuervo y a la que han acudido los nominados a los Premios Goya 2014, se ha concedido el Goya de Honor al escritor y director Jaime de Armiñán, que lo ha recibido de manos de Julia Gutiérrez Caba con los académicos puestos en pie.
Armiñán se ha mostrado «abrumado» durante la celebración, pues no le gustan «los saraos ni las fotos», y ha dedicado su Goya de Honor, conseguido tras sesenta años de carrera en el cine, a los nominados a la 28 edición de los Premios Goya, reunidos a su alrededor en el escenario de los Teatros del Canal de Madrid: «Os deseo un gran éxito no sólo de premios, sino de dinero, de alegrías y de amor».
«Me gustaría dar la vuelta al ruedo, con una canción de «Juncal» sonando de fondo, cantada por Vainica doble», ha dicho el octogenario cineasta, que ha derrochado simpatía y bromas con el público que le ha aplaudido en la grada puesto en pie. Armiñán ha revelado que cuando le llamó González Macho para comunicarle el premio pensó en decirle: «¡ya era hora de que me lo dierais», pero «afortunadamente» se lo pensó dos veces y no lo dijo. «Gracias mil veces, gracias», ha concluido.

Durante su intervención, el director de la Academia ha destacado del cine de Jaime de Armiñán su «gran sentido del humor, amable y a la vez inteligentísimo», su capacidad para analizar las relaciones personales y la «fluidez de sus diálogos». «Eres figura indiscutible del cine español», ha enfatizado. «Tu cine nos han cambiado y nos han hecho felices», ha apostillado.

Además, el director de la Academia también ha querido felicitar a Esteban Crespo por la nominación de su corto «Aquel no era yo» a los Oscar, «una maravillosa película corta española». Esteban Crespo se ha puesto en pie en medio del patio de butacas y ha recibido los aplausos y felicitaciones de sus compañeros.