Sin embargo la quinta entrega de «Piratas del Caribe» seguirà en manos de ambas compañías

El próximo 2014 caducaba el contrato entre Bruckheimer y Disney, firmado por primera vez en los años 90, y en los últimos días ambas partes se sentaron para hablar de su posible renovación. Las circunstancias en estas dos décadas han cambiado para ambas partes. Ahora, la macrocompañía de entretenimiento no requiere como entonces de un productor estrella, porque tiene divisiones que le garantizan sucesos de taquilla prácticamente seguros, como Marvel o Pixar, a las que recientemente unía a Lucas Films y su franquicia galáctica, y Bruckheimer no es ya el valor indiscutible de antaño, cuyas producciones se contaban por éxitos. Con «El Llanero solitario», una película que él y Depp se empeñaron en hacer, aceptada a regañadientes por el estudio y con un presupuesto mayor del pactado, ha resultado uno de los fracasos más importantes en la historia de la compañía fundada por Walt Disney. Según distintas fuentes, el «agujero» que dejó en sus arcas oscila entre los 150 y los 200 millones de dólares.

Aunque «El Llanero Solitario» ha sido el mayor descalabro en la trayectoria de Bruckheimer dentro del estudio de Mickey Mouse, no es el único. «El príncipe de Persia», en 2010, costó 200 millones de dólares y sólo recaudó en todo el mundo 335 millones, y el mismo año, «El aprendiz de brujo / The sorcerer’s apprentice», con un presupuesto de 150 se quedó en 215. Recordamos que para amortizar una película la recaudación en salas debe casi triplicar su coste.

En el comunicado donde informan del final de su acuerdo y sostienen que su relación seguirá siendo de amistad y colaboración, se dice que ahora, ya fuera del paragüas del estudio, Bruckheimer se dedicará a proyectos «más maduros», algo que ha generado numerosos comentarios en las redes sociales.

El final de la relación privilegiada entre ambas partes se veía venir después de que a la debacle de «El Llanero…» le sucediera un retraso de al menos un año en los planes de producción de «Piratas del Caribe 5», oficialmente para revisar su guión. La cuestión es que el productor había dejado de contar con la confianza ciega de los más altos ejecutivos de la compañía.

Bruckheimer tiene asegurado aparte de ese film otro, quizás incluso previo en el tiempo, la tercera entrega de la saga de «La búsqueda», y aparte, «Bad Boys 3» con Sony, «Beware the Night», de Screen Gems (también perteneciente a Sony) y para la Paramount el relanzamiento de «Superdetective en Hollywood».