La actriz y directora dona 200.000 dólares para ayudar a encontrar vida extreterrestre

El Telescopio Allen, valorado en 50 millones de dólares, ha tenido que ser hibernado y puede poner fin a la búsqueda de la vida alien.

No es sólo la única celebridad que lo hace, el dinero está llegando a SETI y se espera poner en marcha la antena de forma privada. Entre otros, el astronauta Bill Anders, de la nave Apolo VIII, que rodeó la luna en 1968. Estrellas buscando estrellas. Además, Foster era una científica de SETI en aquella película. La actriz de «El silencio de los corderos» ha declarado: «Es absolutamente irresponsable para la raza humana no buscar evidencia de inteligencia extraterrestre». La antena se compone de 42 radioradares que funcionan desde 2007 para encontrar señales de civilizaciones alienígenas. También se han empleado para rastrear el orígen del universo. La antena fue posible gracias a SETI, la Universidad de California y el cofundador de microsoft Paul Allen, que donaron 30 millones de dólares.

SETI necesita 2,5 millones de dólares anuales para funcionar y emplea a 10 científicos y técnicos. No obstante, opera en otros países como Puerto Rico, donde la antena Arecibo es la más grande del mundo. En cualquier caso, el cine vendrá en nuestra ayuda, de la mano de Daniel Craig y Harrison Ford en «Aliens y Cowboys» y Brad Pitt en «World War Z». Sin embargo, mi favorita sigue siendo «Mars Attacks» y su sardónico «venimos en paz».