DIRECTOR Y ACTOR, JUNTO A BENICIO DEL TORO, PRESENTAN «SALVAJES», UN THRILLER SOBRE NARCOTRAFICANTES

John Travolta, que ya había estado en San Sebastián en 1983 presentando «Staying Alive», ha reconocido que el Premio Donostia «es algo maravilloso, es una palmada en la espalda». Por su parte el director y guionista Oliver Stone ha asegurado que recibir este reconocimiento le produce «un placer especial». También ha confesado que le «encanta» la capital guipuzcoana, «el mar, la comida, las mujeres» y ha bromeado con que, probablemente, venga «aquí a jubilarse».
«Salvajes» es un thriller que sigue a dos jóvenes traficantes de marihuana, los emprendedores de Laguna Beach, Ben, un budista pacífico y caritativo, y su mejor amigo Chon, exmiembro de las fuerzas especiales de la Marina estadounidense y exmercenario, han montado un lucrativo negocio casero: plantar y vender una de las mejores marías que jamás se ha obtenido. También comparten un amor único con la extraordinaria y bella Ophelia. Llevan una vida idílica en este pueblecito del sur de California hasta que se instala un cártel mexicano de Baja California y exige que el trío se asocie con ellos. Pero la despiadada jefa del cártel y su brutal matón Lado no toman en cuenta la fuerza del vínculo que une a los tres amigos. Ben y Chon, con la ayuda que les proporciona a regañadientes un escurridizo y nada limpio agente de la DEA, deciden librar una guerra imposible contra el cártel. Así empieza una serie de maniobras y estratagemas cada vez más salvajes en un enfrentamiento donde ambas partes se juegan mucho.
Según Oliver Stone «es un extraordinario regalo de los dioses, que no hay que convertirlo en un arma para llevar a cabo una guerra». El cineasta ha criticado la participación española en la Guerra de Irak: «Fue una desgracia para España ayudar a Bush», ha afirmado, y es que «si los españoles quieren tienen el Tribunal Internacional de La Haya para denunciar al entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, pero eso depende» de ellos. A su juicio, esa guerra «trajo problemas en todo el mundo», entre ellos, «gran parte de la brutalidad» de los cárteles de la droga en México, donde en los últimos seis años 50.000 civiles han muerto.
Stone ha señalado que EE.UU. «se usa la guerra contra el narcotráfico para entrar en otros países, saber, militarizar a sus gobiernos y a posteriori se convierte en una guerra contra el terrorismo». Además, ha denunciado el «cinismo imperante en la sociedad actual» en la que, al igual que en su filme, «un agente secreto corrupto puede convertirse en el gran ganador».
En la trama del filme subyace un trío amoroso que viven sus protagonistas Taylor Kitsch, Blake Lively y Aaron Taylor-Johnson: «No está demostrado matemáticamente que no se pueda estar enamorado de más de una persona», ha asegurado Oliver Stone.
Por su parte Travolta se ha mostrado orgulloso de haber trabajado con Oliver Stone: «Por esto vives y trabajas en lo que trabajas». Además, ha señalado que su personaje en «Salvajes» donde interpreta a un agente secreto corrupto «nada tiene que ver» con sus papeles en «Staying Alive» o «Pulp Fiction».
Por su parte, Benicio del Toro ha señalado que «Stone hace que otros cineastas se atrevan. Trabajar con un maestro como él ha supuesto un logro en mi carrera». En cuanto al título del filme, Del Toro ha explicado que «salvaje significa romper con toda moral»