También estarán presentes «‘En la ciudad de Sylvia», que competirá en el 75° aniversario del certamen y el director Balagueró, que estará presente por tercer año consecutivo en una sección paralela

«En la ciudad de Sylvia», la última y esperada película de José Luis Guerin (Barcelona, 1960), concursará por el León de Oro en la Mostra de Cine de Venecia. En las últimas ediciones, el certamen que dirige Marco Müller había relegado la presencia de películas españolas a sus secciones paralelas, donde por tercera vez consecutiva estará presente Jaume Balagueró con «Rec», un falso documental de terror, una película de carácter experimental codirigida con Paco Plaza.

Guerin está estos días en Venecia con motivo de la 52° edición de la Bienal de Arte, donde presenta una instalación que guarda estrecha relación con su película. «Las mujeres que no conocemos», título de su singular exposición, destaca en el pabellón español, donde el cineasta exhibe fotografías en blanco y negro de mujeres desconocidas que le han atraído a lo largo del tiempo. En la ciudad de Sylvia, de alguna manera, aborda el mismo tema: la mujer ideal como una utopía, como algo imposible de alcanzar.

Los amores no consumados, lo que no fue y pudiera haber sido, esa efímera frontera que separa el deseo de la realidad y de la imaginación, inspira esta historia sin apenas diálogos, protagonizada por Pilar López de Ayala, Xavier Lafitte y Tanja Czichi, escrita por el propio Guerin, y producida por Luis Miñarro, fundador de la productora Eddie Saeta.

Todo comienza en verano, cuando un extranjero camina por Estrasburgo observando y dibujando gestos y expresiones captadas azarosamente en la calle. «Persigue a una mujer que conoció años atrás y cuyo recuerdo gravita sobre la ciudad. Esta búsqueda le conduce a otra mujer que le conduce a otra… siempre bajo la invocación de la ausente», asegura Guerin. «En la ciudad de Sylvia» es también una historia de amor, de entrega absoluta al cine. En muchos planos, el director rinde sentidos homenajes a significativas escenas de las películas que más venera.