Una producción estadounidense que volverá a la novela original de Stephen King

La fantasmal historia, publicada como novela en 1983, gira en torno a una familia urbana que se instala en el campo, al lado de un abandonado cementerio de animales con un oscuro pasado. Tras la muerte accidental del hijo, su padre le entierra en ese lugar, y éste regresa a la vida bajo una forma demoníaca… y con nuevos amigos. Paramount lleva años buscando el «remake» de su propia producción, y en un periodo George Clooney estuvo interesado en participar.
«Cementerio viviente» fue un éxito sobre todo en lo económico, ya que habiendo costado 11 millones de dólares recaudó 57 sólo en Estados Unidos. De ahí que se hiciera una segunda parte, bastante menos exitosa, en 1992, que apenas pasó de los 17.
El canario Juan Carlos Fresnadillo llega muchos años filtreando con un posible debut en Hollywood, pero se ha tenido que conformar con trabajos en inglés «periféricos», como «28 semanas después», que rodó en Inglaterra, y la más reciente «Intruders», protagonizada por Clive Owen, pero de producción española, que no acabó de funcionar.
En realidad, el cineasta español, próximo a cumplir 46 años, se ha quedado en permanente «gran promesa», con numerosos proyectos en Norteamérica que han quedado en la cuneta sin materializarse. De hecho, a pesar de haber debutado con «Intacto» en 2001, en estos 12 años sólo ha filmado dos películas más, las ya citadas en el párrafo anterior.
Ultimamente había sonado para dirigir en Los Angeles la cinta independiente «Wednesday», con guión de Massy Tadjedin, que se encontraría en preproducción, aunque de esto hace meses y no han vuelto a conocerse más detalles. Tampoco se sabe mucho más de la nueva «Cementerio viviente», aunque lo publicado este jueves da credibilidad a que esta vez sí Fresnadillo acabe rodando.