una road-movie sobre dos detectives en paro a los que un gitano les propone una insólita misión en un país en ruina, con un gobierno bajo sospecha y un Rey de baja

«Rey Gitano” comenzará su rodaje a principios del año próximo en Andalucía, con un presupuesto de 1,8 millones de euros, en su mayor parte procedentes de financiación privada: «Prácticamente la mitad del presupuesto ya está conseguido, lo justo para arrancar con solvencia la producción en 2014”, explica el productor. Además de la empresa andaluza Ándale Audiovisual, la película cuenta también con un coproductor gallego. «Kike se ofreció a financiar la película con capital privado, una idea que a mi me pareció muy bien porque mi intención es rodarla con libertad absoluta. En un tiempo récord armó la financiación”, ha desvelado el director de «La madre muerta».
«Rey gitano», escrita por el propio Bajo Ulloa, que confiesa que ha tenido que rehacer el guión ante lo que cada mañana leía en los periódicos, se basa en la idea de que «ahora los únicos que son hacen reír son los políticos y la Casa Real». Todavía no tiene el reparto definido por el director, aunque adelantó que lo integrarán caras nuevas y algún colaborador habitual que ya trabajó anteriormente en «Airbag». Se trata de una road-movie sobre dos detectives en paro a los que un gitano les propone una insólita misión, en un país en ruina, con un gobierno bajo sospecha y un Rey de baja, ¿les suena?
Durante la presentación del proyecto en el Festival de San Sebastián, Bajo Ulloa se ha quejado de la censura encubierta que existe en el cine actualmente: «No hay libertad en el cine, hay una censura encubierta por motivos comerciales. En España no se pueden hacer bromas sobre determinados aspectos. En realidad la película es un homenaje a la chapuza española, a esa idea tan española de hacer las cosas mal y decir que ya están hechas, eso es lo único que podemos exportar. Nosotros queremos conectar con el público pero de una manera cercana”, concluye.