El Teatro de la Abadía de Madrid estrena la obra de Miguel del Arco

Entrañable, apasionada y dolida, sin pelos en la lengua, la única hija de Zeus con una mortal reivindica su dignidad y suspira por el olvido en este juicio a la luz de la eternidad. Con resonancias desde Homero hasta La bella Helena de Offenbach, el autor y director Miguel del Arco nos cuenta una historia conocida con nueva lucidez, en este espectáculo ideado por encargo del último Festival de Mérida.
Miguel del Arco cuenta la historia de Helena de Troya desde el punto de vista, quizá nada distorsionado, de ella. Sobre el escenario, Carmen Machi que hace suyo el personaje de esta mujer cuya belleza originó una guerra tras su rapto. Y ella se nos aparece rubia platino a lo zorrón, provocadora, borrachuza, hilarante y, al mismo tiempo, conmovedora y trágica, alejándose bastante de la historia. Dice del Arco: «Se trata de una de las mujeres más famosas de la historia y, posiblemente, una de las más vilipendiadas, y reclama el derecho a elegir las palabras que conformen su historia».