EL PINTOR Y ESCULTOR MUESTRA COMO LA VIOLENCIA SOLO GENERA VIOLENCIA Y QUE EN EL CONFLICTO DE ORIENTE MEDIO LOS GRISES SON MÁS IMPORTANTES QUE LOS BLANCOS Y NEGROS

Schnabel cuenta la historia de la periodista palestina radicada en Italia Rula Jebreal, guionista del filme, a partir de su propia novela, una mirada de la creación de Israel con ojos palestinos. Elaborado casi como pinturas, el filme narra la historia de cuatro mujeres, una de ellas Miral, para ilustrar la historia reciente de los palestinos, desde la creación de Israel en 1948 hasta la primera Intifada en 1987. Sin embargo el empeño de Schnabel se ha quedado a medias, ya que el filme no ha convencido.
«El conflicto tiene que acabar lo antes posible», ha dicho Schnabel en la rueda de prensa tras la proyección del filme. Y ha citado a continuación a Jean Renoir: «El problema del mundo es que todos tienen sus razones». Los distintos personajes, entre ellos la fundadora del orfanato que decide transformar su casa para acoger a niños y resistir de esa manera a la ocupación israelí, y la primera mujer palestina que intenta suicidarse con una bomba, retratan las angustias y esperanzas de la gente común.
Schnabel, estadounidense de origen judío, que reside muchos meses del año en San Sebastián, se considera «alguien adecuado para contar la historia desde el otro punto de vista», por lo que muestra como la violencia genera violencia o que nada es blanco ni negro. Todo ello a través de cuatro mujeres unidas por un orfanato de niños palestinos.
El filme está protagonizado por Freida Pinto, Hiam Abbass, Williem Dafoe y Vanessa Redgrave. «Miral» es, además del nombre de la protagonista, una flor roja que crece en los márgenes de la carretera. «Es una historia palestina, pero lo fundamental es que quien cuenta la historia es un judío estadounidense», ha desvelado el cineasta y renombrado pintor, quien dedicó el filme a «todos aquellos que creen que la paz es aún posible».