LA ACTRIZ HA TRABAJADO CON DIRECTORES COMO PEDRO ALMODÓVAR, CARLOS SAURA O JOSÉ LUIS BORAU Y HA RECORRIDO GRAN NÚMERO DE ESCENARIOS TEATRALES

La trayectoria de la actriz, miembro de honor de la academia desde 2009, recorre «un buen número de escenarios teatrales y su filmografía está repleta de trabajos» con importantes directores, como Carlos Saura, Pedro Almodóvar y José Luis Borau.
Tras Montserrat Carulla (2013), Julieta Serrano es la segunda mujer en recibir la máxima distinción del cine catalán, acompañando en la categoría honorífica de estos premios a Jaime Camino (2009), Josep Maria Forn (2010), Jordi Dauder (2011) y Pere Portabella (2012). La elección de Serrano como premiada ha sido consensuada por la presidenta del ente, Isona Passola; el vicepresidente, Sergi López; la secretaria, Elisa Plaza; la tesorera, Maria Rosa Fusté, y los vocales Pep Armengol, Josep Maria Civit, Aina Clotet, Cesc Gay, Edmon Roch y Clara Segura.
Nacida en el barrio barcelonés de Poble Sec, Julieta Serrano debutó en la gran pantalla en 1965 con la película «Secuestro en la ciudad», de Luis María Delgado, e inició su colaboración con Pedro Almodóvar en la década de los 80, con filmes como «Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón», «Entre tinieblas», «Matador», «Mujeres al borde de un ataque de nervios» y «Átame».
Su última película ha sido «La última isla», de Dácil Pérez de Guzmán, candidata a los VI Premios Gaudí; Serrano ha sido nominada en dos ocasiones como mejor intérprete femenina de reparto en los Premios Goya.
Además del premio a Serrano, la Junta de la academia ha decidido que esta sexta edición de los Premios Gaudí, la distinción honorífica pase a denominarse premio Gaudí de Honor-Miquel Porter, en homenaje al activista cultural en el décimo aniversario de su muerte. Porter fue doctor de la Universitat de Barcelona, comentarista, crítico cinematográfico y activista político y cultural: «Dedicó su vida a la cultura cinematográfica con pasión y conocimiento».