Dirigida por el francés Oliver Assayas, narra la historia de una actriz enfrentada a su pasado

El propio Oliver Assayas es autor del guion, que narra la historia de la actriz Maria Enders. A sus dieciocho años, Maria Enders conoció el éxito en el teatro con MalojaSnake, interpretando a Sigrid, una joven ambiciosa cuyo preocupante encanto fascinó y llevó al suicidio a una mujer madura, Helena. Este papel le cambió su vida. Más de veinte años han pasado, cuando, en el pico de su fama, se le propone recibir un prestigioso premio en Zurich en nombre de Wilhelm Melchior, autor y director de la obra a la que debe su reconocimiento inicial, y que vive ahora recluso en Suiza, en Sils Maria. Pero la repentina muerte de este último, unas horas antes de la ceremonia ponen a Maria Enders contra el vértigo de los tiempos, un pasado que aun está muy presente en su vida.Y más aún cuando un joven director de moda la propone volver a MalojaSnake, pero esta vez al otro lado de la barrera, la de Helena, cuya destrucción construyó su notoriedad.
Atrapada en la crisis de un divorcio, que la priva de cualquier anclaje sentimental, la única persona con la que habla es su asistente, Valentine, la mujer que hace todas las tareas y su única amiga, incluso si tanto una o como la otra están tratando de borrar las ambigüedades de esta relación íntima y exclusiva. Pero la verdadera amenaza es más bien la de Jo-Ann Ellis, una jovencísima actriz de Hollywood con una reputación escandalosa, que asumirá el papel de Sigrid. Ella será a la vez, su rival y el espejo perturbador de su juventud, que no tendrá más remedio que afrontar. Con el fin de conciliarse con los tiempos, la edad y la madurez, la actriz terminará aprendiendo que en todas las estaciones de la vida, la libertad, la independencia y también la fuerza en uno mismo tienen que ser ganadas, y a veces dolorosamente.
En el filme, Juliette Binoche es Maria Enders, Kristen Stewart encarna a la asistente personal de Maria; Chloë Moretz, a la joven actriz que interpreta en esta ocasión a Sigrid; Tom Sturridge, a su novio, y el hispano alemán Daniel Brühl, al director del teatro.