LA OBRA QUE TAMBIÉN DIRIGE, SE ESTRENA ESE MARTES 28 EN EL TEATRO DE LA ABADÍA DE MADRID

En escena un escritor y un pintor que, paralizados en su actividad artística, van repasando obsesivamente listas de todos los alimentos que se han agotado, hasta que aparece el último granjero. «No podemos morir de hambre colectivamente. Alguien hará algo”. «Utilizaste las últimas dos manzanas para pintar una naturaleza muerta»
Ya no quedan carniceros, panaderos, agricultores ni médicos. El género humano entero se ha obcecado en dedicarse a la cultura y se está muriendo de inanición. «Jamás hubo tantos artistas y tan poco arte”, proclama Julio Wallovits, que se dio a conocer con la película Smoking room (Premio Goya al Mejor Director Novel) y que con Las listas hace su debut en el teatro.
«Mi propuesta es temeraria», afirma Julio D. Wallovits. «Lo que digo es que tal vez hoy en día sólo sea posible ser artista en la medida en que uno no se dedique exclusivamente a esto, tal vez si uno reniega a todo lo que tiene alrededor que deviene de la imagen del artista, pueda centrarse realmente en producir una obra auténtica, conectada con esa vida que se nos escapa».
El autor y director comenta que «no invento nada nuevo. Muchos de los artistas que llamamos modernos trabajaban y luchaban contra ese trabajo que no les permitía, según ellos, desplegar todas sus posibilidades artísticas. Sin embargo, hoy en día yo creo que podríamos decir con cierta seguridad que esa tensión entre la vida que llevaban y la necesidad imperiosa de producir una obra propia es una parte muy importante de la riqueza de su material». De esta manera explica como surgió «Las listas», que tras tras haber recorrido diferentes festivales de teatro, desde su debut en el grec 09 de Barelona, permanecerá en la escena del Teatro de la Abadía de Madrid hasta el 10 de octubre.