LA PELÍCULA, UNA MIRADA AL SÍNDROME DE DAWN, SUPONE EL DEBUT EN LA DIRECCIÓN DE ANTONIO NAHARRO Y ÁLVARO PASTOR

Con rodaje dividido entre Madrid y Sevilla y un presupuesto de 1,50 millones de euros, la película cuenta la historia de Daniel, un joven sevillano con síndrome de Dawn. Pero Daniel no es un chico corriente. Es el primer europeo con síndrome de Dawn que ha conseguido un título universitario. Daniel conoce inicia su etapa laboral y conoce a Laura, una compañera de trabajo sin discapacidad visible, y se enamora de ella.
«Pablo Pineda es único. Es una minoría entre las minorías. Es inteligente. Tiene una carrera. Un trabajo. Sin embargo, es síndrome de Dawn. Todo el mundo tiene derecho a amar y a ser correspondido. Pero a Pablo esto no le pasa”, dicen Antonio Naharro y Álvaro Pastor. «Esta imposibilidad de conseguir pareja nos conmovió y nos impulsó a escribir «Yo también”, una historia que cuenta una relación de amistad y amor entre dos personas: Daniel, el personaje ficticio inspirado en Pablo Pineda, y Laura, una mujer sin discapacidad”, concluyen los guionistas y directores.
«Será una película con pequeñas pinceladas de mi vida, que van a definir el personaje que represento. Será una película hecha con sensibilidad, puesto que tanto Álvaro Pastor, Antonio Navarro y Julio Medem tienen familiares con Down”, aclara el malagueño Pablo Pineda que asegura que rodar con Medem le servirá para ser mejor persona: «La otra vertiente de este proyecto es poder transmitir y divulgar a través de la gran pantalla el hecho de que somos capaces de hacer todo lo que nos proponemos. Espero que muchos padres vean en mí un ejemplo, y ésta es una oportunidad perfecta para denunciar los prejuicios que hay sobre el síndrome de Down en la sociedad. El poder que tiene el cine es muy grande, llega a personas de todas las edades. He dado muchas conferencias y charlas, pero el poder hablar sobre los «chicos Down” en la gran pantalla será grandioso. Podré denunciar muchas cosas en este medio”, dice el actor.