el filme se basará en la novela «The accidental billionaires», de Ben Mezrich

Kevin Spacey lleva 15 años trabajando como productor; compaginando esta labor como la que le ha dado la popularidad, la actuación, y otras como formar a jóvenes promesas. Ahora prepara la producción de una película que contará la historia del nacimiento de la red social Facebook, basada en la novela «The accidental billionaires», de Ben Mezrich.
Spacey que cuando el libro llegó a sus manos, «en un principio fui escéptico sobre el futuro que podría tener una película basada en la historia de una página de Internet. Sin embargo, el éxito de la red social, contar con David Fincher como director y un apoyo rápido financiero dispararon el proyecto». Para Spacey, «al igual que la red social, que actualmente tiene 300 millones de usuarios, la película creció de forma enorme y el libro se convirtió en filme rápidamente; en pocos meses se aceleró un proceso para el que normalmente pasan años».
La clave de la película está en contar la historia de unos jóvenes de la universidad de Harvard que crearon una red dentro de la propia Internet para comunicarse con sus amigos. Mark Zuckerberg, Cameron y Tyler Winklevoss, Dustin Moskovitz y Chris Hughes compartieron ideas sobre este proyecto, aunque finalmente es el primero el que está pasando, y seguramente pasará, a la historia como el fundador de Facebook.
En palabras del propio Spacey, «se trata de la historia de unos colegas que ven la necesidad de algo y la mejor forma de hacerlo. Y lo hacen muy bien, mejor que nadie». Ahora, pocos años después, la red social es la más popular del mundo y cuenta con más de 300 millones de usuarios. «Era una historia que debía ser contada», opina el productor.
El propio Spacey es usuario de redes sociales como Facebook y Twitter, el popular servicio de microblogging. Specey explica que conoció la red social al enterarse de que tenía siete perfiles diferentes y ninguno suyo; y que pronto le convencieron de que debía estar dentro para «estar en contacto con sus fans». A día de hoy, tiene 68.000 contactos en Facebook y 1,5 millones de seguidores en Twitter.
Para Spacey hay formas que están «revolucionando el consumo de películas, como la estrategia de Apple con iTunes y los reproductores iPod. Ahora es la realidad y lo vemos día a día: descargar una película en iPhone y discutirla en Facebook». Para el productor y actor es una situación «que da miedo y Hollywood no sabe como afrontarla». En este marco de integración entre tecnología y industria tradicional, Spacey pone el ejemplo del caso español. «El Plan avanza está trabajando en esto, ayudando a cambiar la mentalidad de la población española», asegura el actor en su ponencia en el Ficod 09 de Madrid que ha presentado este pasado martes.
Spacey opina que la industria del cine debe evolucionar, «debe aprender de los errores cometidos por la musical: dar al consumidor lo que quiere porque, si no lo haces, va a conseguirlo por su cuenta, lo que conocemos como piratería».
«Está cambiarlo todo el mundo», defiende Spacey, y por eso es necesario que Hollywood se adapte. En este sentido, el actor apoya nuevas formas de distribución de películas, como por ejemplo estrenos simultáneos en cine e Internet. «Probablemente es lo que ocurra» y cita como ejemplo «los lanzamientos simultáneos de películas y videojuegos, algo impensable hace pocos años».