EL CERTAMEN PRESENTARÁ LA COPIA RESTAURADA DE «VERTIGO (DE ENTRE LOS MUERTOS)», DIRIGIDA POR ALFRED HITCHCOCK Y PROTAGONIZADA POR LA ACTRIZ

Kim Novak acudió por primera vez al Festival en 1959 con motivo de la presentación de «Middle of the Night» («En la mitad de la noche»), de Delbert Mann La actriz ha pasado a la historia sobre todo gracias a sus papeles de prostituta con un gran corazón en «Bésame, tonto» («Kiss Me, Stupid») de Billy Wilder, la hechicera de «Me enamoré de una bruja» («Bell Book and Candle»), de Richard Quine, o incluso la mujer adúltera de «Un extraño en mi vida» («Strangers When We Meet»), del mismo Quine. Pero Kim Novak fue, ante todo, la turbadora heroína de «Vértigo, de entre los muertos» («Vertigo», 1958), la mejor película de Alfred Hitchcock, que su director describe como «una historia de amor con un clima extraño».
Kim Novak declaró, acerca de su papel: «Lo interesante es que el guión me recordaba a lo que estaba viviendo en aquel momento: era la historia de una mujer que se ve forzada a ser alguien que no es». Enemiga de la dictadura de los estudios, se alejó muy pronto de Hollywood para dedicarse a la pintura.