EL VETERANO ACTOR OFRECERÁ CUATRO FUNCIONES DE «BEFORE I FORGET», UNA COMEDIA SOBRE SU VIDA EN LOS ANGELES

El espectáculo teatral, que se estrena este viernes en el Teatro Kirk Douglas, de Culver City (Los Ángeles), ofrecerá otras tres funciones: el próximo domingo y el viernes y domingo de la semana que viene.
«Dije… tengo 92 años. Soy un actor. No puedo hablar demasiado por un defecto del habla», ha señalado el célebre intérprete, que sufrió una apoplejía en 1996. «¿Qué voy a hacer? ¡Pues un espectáculo unipersonal».
El actor, protagonista de películas inolvidables como «El ídolo de barro», «Cautivos del mal», «El loco del pelo rojo», «Espartaco» o «El compromiso», explica que aquel ataque le hizo cambiar la forma de ver la vida: «Mi show es sobre cómo veo las cosas ahora, y por supuesto, sobre lo que me ha pasado y cómo me ha afectado, tanto en lo bueno como en lo malo», comenta. «Todo el mundo en su vida tiene que hacer inventario en algún momento», añade.
Las entradas para las cuatro funciones se agotaron el mismo día que salieron a la venta, toda una alegría para un actor que consideró en su día el suicidio justo después de sufrir la apoplejía, según reveló en su libro autobiográfico «My Stroke of Luck».
Douglas es consciente de que a pesar de que el espectáculo sea un éxito, no trasladaría la obra a los teatros de Broadway. «Francamente, no creo que pudiera hacerlo», admite, añadiendo que «no podría hacer un show de noventa minutos ocho veces a la semana». Por el momento sólo desea disfrutar y mostrar su vida al público. «Estoy haciendo algo por mí mismo, pero al mismo tiempo también hago algo para los demás», concluye.