El galardón reconoce su papel masculino de amante oscuro en «Las heridas del viento»

Kiti Mánver ha reconocido que el premio que le ha concedido la organización del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, le «da mucha vidilla», frente a la actual situación que atraviesa el mundo de la cultura. En la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, Mánver ha calificado de «muy emocionante» la concesión de este galardón y que haya sido por unanimidad de un jurado presidido por la también actriz Verónica Forqué e integrado por críticos de teatro, «lo cual siempre da muchísima alegría», ha apostillado. Sin embargo, ha bromeado al lamentar que no sirve para subir el caché, porque «la cosa está tan mal que más bien va todo hacia abajo». «Te envaneces un rato, pero luego ya viene la realidad», ha agregado.

La intérprete ha defendido la vigencia del teatro gracias a la «ventaja» de que sus costes son «más bajos» que las producciones para cine o televisión y de que se trata del «rito más antiguo» del ser humano: «Verse a sí mismo, representarse, conocerse, criticarse, aprender en definitiva». «Eso, a pesar del tiempo, siempre busca miles de formas y miles de vías para seguir», ha opinado la actriz en la capital cántabra, donde este lunes protagonizará las «Noches de la biblioteca», en la UIMP, con un lectura dramatizada de autores españoles, «todos hombres» que «aman, respetan, quieren y estiman a la mujer».

Para ello, bajo el título «Verso y prosa para tres mujeres», Mánver rescatará piezas de Miguel de Cervantes, que se unirán a poemas de Luis Alberto de Cuenca y a textos de dos jóvenes dramaturgos de la escena española, como Juan García Larrondo y Juan Carlos Rubio, con el que mantiene una relación profesional «muy rica».

En octubre la galardonada reanudará su gira y sus representaciones en Madrid que llegan de momento hasta enero de 2015. La ceremonia de entrega tendrá lugar el 28 de agosto en el Teatro Romano de Mérida. En las dos ediciones anteriores de los Premios Ceres fueron galardonados con el premio a la mejor actriz Amparo Baró (2012) y Vicky Peña (2013).
Cuarenta años de cine y teatro.

Kiti Mánver (Málaga, 1953) consolidó su carrera de actriz en la década de los 70, alternando trabajos en teatro, cine y televisión donde ha demostrado su capacidad interpretativa en personajes de todo tipo como el de Juan, el amante oculto de otro hombre en «Las heridas del viento» cuya transformación en escena, ante el público, de mujer a hombre se ha reconocido como uno de los grandes momentos escénicos e interpretativos del último año por la crítica especializada.

En cine, Kiti Mánver ha trabajado en medio centenar de películas a las órdenes de los grandes directores españoles, como Manuel Gutiérrez Aragón («El caballero Don Quijote» o «Cosas que dejé en La Habana»), Pedro Almodóvar («Los abrazos rotos», «La flor de mi secreto», «Mujeres al borde de un ataque de nervios», «¿Qué he hecho yo para merecer esto?» y «Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón»), Manuel Gómez Pereira («Boca a boca»), Gerardo Vera («Una mujer bajo la lluvia»), José Luis Garci («Luz de domingo»), Fernando Trueba («Ópera Prima») o Álex de la Iglesia («La comunidad»). En 1991 obtuvo el Goya como Mejor Actriz de Reparto por su actuación en «Todo por la pasta», de Enrique Urbizu.

En teatro, la actriz ha participado en una treintena de montajes también dirigidos por los grandes directores de escena del país: Miguel Narros («Seis personajes en busca de autor»), Pilar Miró («Hijos de un dios menor»), José Luis Gómez («Bodas de sangre» y «¡Ay, Carmela!»), José Tamayo («Divinas palabras»), José Pascual («El matrimonio de Boston»), entre otros. A las órdenes de María Ruiz protagonizó en el Festival de Mérida en 1988, junto a Julieta Serrano, «Antígona entre muros». Asimismo, se ha arriesgado como directora y autora teatral en «Salga el sol…» y «A la luz de Góngora».