La obra retrata los vicios y corruptelas derivadas del dinero y el poder, un tema universal que entronca con el escenario político y social del siglo XXI

«El café» es una pieza escrita por Fassbinder a partir de una comedia dieciochesca de Carlo Goldoni. Este mosaico de adictos al juego, oportunistas, mafiosos, embusteros, adúlteros y cafeína le permitió dar el salto del teatro independiente al escenario a la italiana. La obra retrata los vicios y corruptelas derivadas del dinero y el poder, un tema universal que entronca con el escenario político y social del siglo XXI.

La puesta en escena del Teatro de La Abadía cuenta con la dirección del británico Dan Jemmet, encargado también de las labores de creación del espacio escénico y la iluminación. Dan Jemmett, cuyos espectáculos se han podido ver en el Festival de Otoño de Madrid, la Comédie Française, el Théâtre Vidy-Lausanne y el Bouffes du Nord, vuelve a La Abadía después de su singular puesta en escena de «El Burlador de Sevilla». El reparto compuesto por los actores José Luis Alcobendas, Jesús Barranco, Miguel Cubero, Lino Ferreira, Daniel Moreno, Lidia Otón, María Pastor y Lucía Quintana.
Cinco años después de «Argelino, servidor de dos amos» (también una reescritura de Goldoni), La Abadía vuelve a este virtuoso de la sátira social, heredero de la tradición de la «commedia dell’arte», con una obra que no ha perdido un ápice de actualidad, en la que todas las relaciones y actividad humana están viciadas por el poder y el dinero.