«THE GHOST WRITER», PROTAGONIZDA POR PIERCE BROSNAN Y EWAN McGREGOR ENTUSIASMA

Cuando Polanski fue detenido, en septiembre del año pasado, el trabajo de edición de su película prácticamente ya estaba acabado, pero el director completó el trabajo en la cárcel y dio los toques finales en su chalet suizo, una situación extrema a causa del deseo de Polanski de estrenar su cinta en la Berlinale.

El resultado, a pesar de los inconvenientes prácticos y legales, no pudo ser mejor y el público ha premiado la cinta con un espontáneo aplauso, que se ha vuelto a repetir en la sala de prensa cuando los actores, el productor y Robert Harris, autor del bestseller «The Ghost” en el que esta basado la cinta, han presentado el film.
La película relata la historia de un «negro” talentoso que es contratado por una editorial para redactar la versión final de un libro autobiográfico que ha escrito Adam Lang (Pierce Brosnan), un ex primer ministro británico, que tiene un notable parecido con Tony Blair. Pero cuando «el negro” (Ian McGregor) llega a una isla casi desierta donde se ha autoexiliado el ex político, lo que parecía un trabajo bien remunerado y fácil se convierte en una pesadilla peligrosa a causa de un secreto que esconde el manuscrito y que manos invisibles, dirigidas por la CIA, tratan de impedir que salga a la luz.
La cinta de Polanski era esperada con ansiedad en Berlín, pero el tema que domino gran parte de la conferencia de prensa h sido la ausencia del director, un aspecto aprovechado por los actores, los productores y por el autor del guión para rendirle un cálido y cariñoso homenaje al director polaco. «No quiero comentar la situación de Roman. Este no es el sitio, ni el momento, pero el hecho de que no este aquí, presidiendo esta conferencia, es algo muy raro para todos nosotros”, ha asegurado Robert Benmusa, productor de la cinta. «Es un gran maestro, alguien que es capaz de extraer de nosotros el máximo rendimiento artístico. Amo a Polanski y es una pena que no haya podido venir”, ha añadido Ian McGregor”. Pierce Brosnan, en cambio, ha confesado que la noticia de la detención de Polanski le había impactado y que no lograba entender la tardía decisión de la justicia. «Me siento orgulloso de haber trabajado con él”, ha afirmado el actor irlandés.
«The Ghost Writer» y la presencia de Brosman y McGregor han tapado la proyección de la segunda cinta a concurso «Howl”, que recuerda un juicio famoso que se realizó en San Francisco en 1957, cuando la justicia americana intento prohibir la difusión de un poema escrito por Allan Ginsberg, por considerarlo «obsceno”.

Pero la cinta dirigida por Rob Epstein y Jeffrey Friedmann, recurre a demasiadas herramientas técnicas y artísticas, incluido el comic, para convertir el poema de Ginsberg en una figura cinematográfica creíble, capaz de acaparar la atención del público durante 90 minutos.