TRAS SU ÉXITO EN EL TEATRE NACIONAL DE CATALUNYA, LA OBRA DIRIGIDA POR LLUIS PASQUAL SE REPRESENTA EN EL MATADERO, NAVES DEL ESPAÑOL DE MADRID

Este montaje, que se estrena este jueves 10, significa la primera vez que las dos actrices comparten un escenario. «Cuando estoy sobre las tablas, de la mano de Lluís y delante de Nuria, estoy segura de que no me puede pasar nadmalo”, afirma Sardá, que interpreta a La Poncia. Junto a Nuria Espert y Rosa María Sardá, el elenco se completa con Tilda Espluga, Almudena Lomba, Teresa Lozano, Marta Marco, Marta Martorell, Bárbara Mestanza, Montse Morillo, Nora Navas, Rebeca Vals y Rosa Vila.
La obra, subtitulada «Drama de mujeres de los pueblos de España», fue escrita en 1936 y retrata la tragedia de Bernarda Alba, la mujer que tras enviudar por segunda vez decide llevar un luto muy riguroso e imponerlo, con rigidez moral, a sus cinco hijas. «García Lorca fue muy claro cuando escribió sobre su función”, dice Pasqual: «El poeta advierte que estos tres actos tienen la intención de un documental fotográfico”, dijo Lorca. «Fotos, añade Pasqual, que reflejan realidades contenidas en palabras, en frases escritas con el blanco y negro del Guernica de Picasso”. «Bernarda y los suyos, ahora y siempre, no defienden más que su casta y sus privilegios. Y para hacerlo desafían hasta las leyes naturales, sabiendo que encontrarán la muerte”, señala el director. «El texto, escrito en 1936, es profético de lo que ocurrió en España posteriormente”, concluye Pasqual. Y es que, Lorca murió fusilado el 19 de agosto de 1936, justo dos meses después de concluir ‘La casa de Bernarda Alba,’ que no fue estrenada hasta 1945, en Buenos Aires.
Espert, que dirigió la obra en Londres en 1986, reconoce que tuvo dudas a la hora de aceptar el papel protagonista de Bernarda cuando se lo propuso Pasqual. «Es un personaje monstruoso”. «No hay más que ver su entrada en escena para hacerse una idea de su personalidad”, explica. Y recita la irrupción de la malvada madre de las cinco chicas: «Los pobres son como los animales, aquí se hace lo que yo digo”. «Es una curiosa forma de dar los buenos días”, señala con ironía Espert. «Bernarda es como un hombre, pero yo no tengo esa personalidad, he intentado buscar sus puntos débiles, porque todos somos personas y Bernarda no es una excepción”.
La obra se representa en las Naves del Matadero del Teatro Español de Madrid desde este 10 de septiembre al 25 de octubre. A partir de ahí, la productora ultima una gira por las principales capitales de España. «La dificultad está en encontrar teatros que se ajusten a la escena que tenemos preparada”, afirma el productor Mario Gas. Y es que, el montaje sigue, según Pasqual, las directrices de Lorca, que exigía «la simplicidad del escenario y que fuera de un blanco resplandeciente”. Un blanco que contrasta con el negro del luto que visten, además de Sardà y Espert, las actrices Tilda Espluga, Almudena Lomba, Teresa Lozano, Marta Marco, Marta Martorell, Bárbara Mestanza, Montse Morillo, Nora Navas, Rebeca Valls y Rosa Vila.
El sábadob 19, dentro de los actos de La Noche en Blanco de Madrid, a partir de las 21 horas, los actores mantendrán un encuentro con el público que contará con la presencia del escritor,m historiador e hispanista Ian Gibson. La entrada será libre hasta completar el aforo.