Artículo publicado originariamente en La Butaca

Durante las últimas semanas se ha estado rodando en la serranía de Málaga ‘La casa del caracol’, un thriller de terror fantástico, ópera prima de la directora novel Macarena Astorga. Ahora, el presente festival de Málaga, con el que la directora tiene un largo idilio de presentaciones y premios, acoge este domingo la presentación de las primeras imágenes de la película dentro de la sección ‘Cinco minutos de cine’. La película ha finalizado la semana pasada su rodaje, y ahora inicia su postproducción.

Javier Rey y Paz Vega protagonizan este inquietante terror fantástico coproducido con Perú y México. Junto a los dos actores la pequeña Luna Fulgencio y los peruanos Norma Martínez y Carlos AlcántaraPedro Casablanc, Elvira Mínguez, Jesús Carroza y Vicente Vergara completan el reparto.

Ambientado en un pueblo ficticio de Andalucía con una atmósfera asfixiante llena de personajes turbadores donde nada es lo que parece, ‘La casa del caracol’ muestra cómo el escritor Antonio Prieto decide pasar el verano en un pueblo de la serranía malagueña, donde espera encontrar tranquilidad e inspiración para su siguiente novela. Allí conoce a Berta, una mujer por la que siente una atracción instantánea, así como a algunos personajes peculiares sobre los que empieza a escribir e investigar. Antonio comienza a descubrir que los locales guardan numerosos secretos y una perturbadora leyenda oculta. ‘La casa del caracol’ adapta la novela homónima de Sandra García Nieto, que se ha ocupado del guion del filme.

Macarena Astorga explica que la película «estará terminada este próximo otoño y enseguida la moveremos a nivel internacional. Filmax se encargará de la distribución en España y de las ventas internacionales y seguramente la película debute en algún festival nacional la próxima primavera». Y añade: «Entre nuestros planes está rodar en 2021 un nuevo largometraje titulado ‘De Caperucita a loba en sólo seis hombres’, una comedia de Marta González de Vega basada en la obra de teatro homónima que ella misma ha escrito».

La directora desvela las complicaciones de un rodaje en tiempos de pandemia: «Hemos tenido que aumentar entre 60.000 y 100.000 euros el presupuesto para implementar medidas de seguridad. La partida más grande se la llevan los tests, cuantos más tengas que hacer, más dinero tendrás que destinar. En el rodaje de ‘La casa del caracol’ hemos estado haciendo tests serológicos a todo el equipo cada diez días. Si hubiera habido un positivo, hubiéramos tenido que hacer la prueba PCR a todos para decidir si puedes seguir rodando o no. Los seguros no cubren una situación así. Rodar una película es un deporte de riesgo ahora mismo».