UNA COMEDIA NEGRA SOBRE LA HIPOCRESÍA SOCIAL EN EL SENO DE UNA FAMILIA REUNIDA PARA CELEBRAR LA NAVIDAD

La película se inicia con el amanecer del día de Nochebuena
en El Edén, la hacienda señorial de la familia De La Concha. Allí, Bernardo, el
menor de la familia, brillante y osado agente bursátil, mantiene una relación
clandestina con su cuñada Esmeralda, mientras capotea las amenazas de Uldarico,
padre de su amada y poderoso cacique político de la región con quien sostiene
turbios negocios. Ignorantes de las andanzas de Bernardo con el arribista
Uldarico y de la hecatombe que se avecina, los miembros de la familia se
aferran a la imagen de una prosperidad y una felicidad ya idas. No hacen otra
cosa que tapar la realidad con el mismo empeño con el que ocultan la crisis
sanitaria que los amenaza: el sistema de aguas negras de la finca ha colapsado
y promete salir a la superficie convirtiendo la palaciega mansión en una
apestosa cloaca. Cae la noche. Es la hora de los cantos y los rezos, de las
promesas de paz y de amor. Pero Uldarico ha llegado para reclamar lo suyo. Su
presencia hace insostenible la situación. La olla podrida está por estallar.

En tono de comedia negra, el filme aborda la hipocresía de
una clase social que le da la espalda a la realidad mientras vive de puertas
para adentro su propia guerra de engaños, cizañas y rencores. El guión había
participado el pasado año en el 12 Fondo de Desarrollo de Guión del 27 Festival
Internacional de Cine de Amiens. El rodaje se extenderá por 40 días en
localizaciones del municipio de Chiquinquirá y la hacienda Aposentos en
Simijaca.