Ritmo, energía, bellas melodías y grandes bailarines del 28 al 30 de noviembre en el Teatro Fernán Gómez de Madrid

Este montaje nos muestra, tanto coreografías representativas de su trayectoria, como nuevas apuestas. Un paso adelante para abrir puertas a nuestras esencias, músicas y danzas posibles en un mundo cosmopolita de diversidad compartida.
Un recorrido por la trayectoria coreográfica de la compañía a través, no sólo de una selección de coreografías neofolk de Manuel Segovia, auténticos pilares de Ibérica de Danza, sino también de las de algunos coreógrafos de danza estilizada y flamenco que han pasado por la compañía, como Antonio Najarro (actual director del Ballet Nacional de España), Gemma Morado (Premio Villa de Madrid) y Carlos Chamorro (director de Malucos Danza). Decididamente barroco en su vocabulario visual y ecléctico en su concepto y dirección coreográfica, Manuel Segovia y su equipo nos ofrecen un paso más de «Ibérica de Danza» hacia otras maneras de entender nuestra danza.
Creada en 1993 por Manuel Segovia (Premio Nacional de Danza a la Creación 2001 y Premio Villa de Madrid a la Coreografía 2004) y Violeta Ruiz, «Ibérica de Danza» es compañía residente en el municipio de Las Rozas desde 2001 y se caracteriza por la investigación, defensa y recreación de nuestro extenso y rico patrimonio. El neo-folk, la danza estilizada, la escuela bolera, la danza histórica y el flamenco son la base de las más de veinte producciones estrenadas hasta el momento, presentadas en cuarenta países con gran éxito de público y de crítica. Entre otras alabanzas a sus creaciones, la crítica ha considerado que realizan «un trabajo fiel a las raíces, siempre avanzando en un terreno imaginativo y novedoso, en el que la danza tradicional toma un protagonismo al que nunca pensó llegar».