NARRA LA RELACIÓN ENTRE UNA JOVEN DE 23 AÑOS Y UNA NIÑA DE SIETE

El rodaje tiene lugar en localizaciones naturales de Bahía Ballena, en Costa Rica y cuenta la historia de unas vacaciones de fin de año en la que dos familias, a través de encuentros circunstanciales, se convierten en catalizadores de procesos inesperados en las dos protagonistas, Karina, de 7 años, y Mariana, de 23. Todo sucede en un parque nacional de la zona sur de Costa Rica, Bahía Ballena, un lugar cuya atmósfera remite a la sensación de ser algo minúsculo en un mundo inmenso y abierto. Karina, debido a un secreto deberá huir de su familia. Deja todo y ensaya una nueva vida, que le plantea dificultades pero también la libera.
Para Paz Fábrega, la película trata sobre «la determinación terca de las niñas consentidas y la naturaleza flotante y observadora de las que ya no son tan niñas y que cargan encima los dolores de estarse haciendo grandes».
«Agua fría del mar» obtuvo el máximo galardón de los proyectos del Torino FilmLab del Festival de Cine de Turín (Italia) que se sumó al prestigioso recorrido internacional del proyecto, que ha tenído el apoyo de Cinergía, de Hubert Bals y Hubert Bals Plus del Festival de Rotterdam, el premio Arte France del Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires al mejor proyecto, el apoyo de la Fundación GAN (Francia) y del Programa Ibermedia.
«Agua fría del mar» está coproducida entre Le films du Requim (Francia), Tic Tac Producciones. (España), Temporal Films (Costa Rica), Isabella Films (Holanda) y Pimienta Films (Mexico).