Se ha rodado en 16 días, a lo largo de 5.600 kilómetros por Francia e Italia, y con el propio director como único equipo técnico

Protagonizada por Bart Santana, Javier Godino, Diego París y Marta Nieto, la película cuenta como Toni, Jose y Manu, se llevan a su amigo recientemente fallecido, en un viaje por media Europa para esparcir sus cenizas desde la Torre Eiffel, el Lago de Annecy y el Coliseo. Esta aventura pondrá a prueba su amistad, su habilidad para perdonar y explorará el amor y el destino de la mano de Mónica, una guapísima mujer que conocen en Roma.
Díaz Lorenzo explica que «en este road trip un tío en un urna les dará una lección vital, y es que no viajamos para escapar de la vida, si no para que la vida no se nos escape». El cineasta recuerda que «me fui con los tres actores yo solo en la caravana con mi cámara y un micrófono y en Roma recogimos del aeropuerto a la actriz para rodar sus escenas en Roma. El presupuesto fue de 10,000 euros, todo lo que me dieron por desarrollar una serie para Antena3 que todavía sigue en standbye». Ninguno de los actores ha cobrado por participar en el filme sino que llevan un porcentaje en los futuros beneficios, si es que los hay.
«No es que mi película sea muy diferente a otras que se están haciendo, pero creo que sería un buen reflejo el comparar como se rodó mi primer largo y mi segundo» desvela Díaz Lorenzo: «En el primero los productores eran Jose Manuel Lorenzo y Eduardo Campoy, Tele5 produjo la película y la distribución fue a cargo de Buenavista. Se supone que con la segunda película un director avanza en su carrera, pero en España no, en España se va para atrás y por eso me la he tenido que producir yo y en muchas escenas yo sujetaba la cámara y el micrófono. No me quejo, porque por ahora he mandado el trailer a algunas distribuidoras y se han interesado por mi película, pero solo quiero reflejar lo triste del cine español y la cantidad de gente (actores, directores, guionistas y técnicos) que han tenido que dejar la profesión».