Una visión de los jóvenes inaríes en su lucha por la libertad artística y cultural

«My Teheran for Sale», se centra en Marzieh, una joven actriz de Teherán a quien las autoridades prohiben trabajar en el teatro, lo que la conduce a la clandestinidad artística. Saman, australiano de origen iraní, le ofrece una salida de Irán y la posibilidad de vivir sin miedo.
Rodada rodada cámara en mano completamente en Teherán, la película cuenta la historia de la lucha de la juventud iraniana por la libertad cultural retratando el mundo clandestino de los jóvenes iraníes, con sus músicos de rock clandestinos, sus luchas por libertad artística y cómo el tégimen de los ayatolás reprimen brutalmente este movimiento.
La película se incribe dentro del actual cine de denuncia de los jóvenes directores iraníes en torno al asfixiante régimen de los ayatolás. La película posee algunos puntos comunes con «Nadie sabe nada de gatos persas», otra película iraní, en este caso del prestigioso Baham Ghobadi («Las torugas también vuelan»), que en su película también se sumerje en el Teherán de hoy para retratar la lucha de jóvenes músicos clandestinos por expresarse libremente.
La directora Graaz Moussavi (Teherán, 1974) se trasladó a Australia en 1997. Se tituló en estudios audiovisuales en la Universidad Flinders de Adelaida y cursó un postgrado en edición en la Escuela Australiana de Cine, Televisión y Radio. Es autora de cuatro poemarios y ha dirigido y montado distintos cortometrajes y documentales.