40 ESPECTÁCULOS CON MÁS DE 1.200 ARTISTAS A LO LARGO DE LOS 92 DÍAS DE LA MUESTRA

El equipo de programación presidido por Francisco Ortega y
en el que Alfonso Desentre ha recogido espectáculos de todo el mundo, provocará
«una oferta basada en el equilibrio, la universalidad y la diversidad de la
mirada», según los organizadores. El presupuesto total de las actividades
teatrales de la Expo de Zaragoza asciende a 2,4 millones de euros y los
espectáculos serán gratuitos para todos los visitantes al recinto.

Según Francisco Ortega, «al tratarse de un evento
irrepetible, se ha tratado de que los artistas vivieran esa experiencia de
excepcionalidad». De esta manera, lo que Ortega califica de «breves e
impactantes bocados teatrales, no superiores a los 45 minutos de duración”
conformarán una programación que ha sido en su mayoría «ideada o adaptada
para esta cita con el Agua y el Desarrollo sostenible”, lema de la muestra.

TRES ESCENARIOS

Los espectáculos se desarrollarán en tres escenarios: El
Balcón de las Artes Escénicas, en sala cerrada, que contará con un aforo de 315
personas, que tiene 10 metros de ancho por 12 de fondo, y que ofrecerá doce
propuestas escénicas en sesiones de jueves a domingo con funciones a las 17,
19.30 y 21.30 horas. El Balcón de las Artes Escénicas acogerá montajes
originarios de Mozambique, Inglaterra, Cuba o Egipto, como los indo-británicos
Angika, que ofrecerán una variedad de coreografías de gran serenidad, en
contraste con las del mimo español Pep Bou, que utilizará el agua como
referencia estética.

La danza de Dani Panulloel humor surrealista gestual o
poético con el que abordan un imposible-insostenible futuro compañías como
Vol-ras o los aragoneses McClown o el teatro negro de Caleidoscopio Teatro
también tendrán cabida en este escenario. Tal vez las eternas pompas de Pep
Bou, líquidas, ligeras, breves y frágiles que se elevan y estallan en el
escenario sean la metáfora imperfecta de ese arte de lo efímero. El riesgo y la
vitalidad del teatro de calle tomarán cada noche la Avenida 2008, que acogerá
las arquitecturas de fuego de Groupe F, los tambores incendiarios de Comandos
Percu y la mezcla de opereta y clown de Commpagnie Off, entre otros montajes.
El Ebro es un buen escenario para las máquinas acuáticas. El agua figura como
motivo estético, sensorial y humorístico será el leiv motiv de las piezas. De
las doce obras que se presentan en El Balcón, ocho constituyen estrenos
absolutos en España.

Avenida 2008 será un espacio al aire libre que se localizará
detrás del Pabellón de Países Participantes, y que acogerá a cerca de 2.000
personas a pie de calle cada noche sobre las 23:30 horas. Junto a actuaciones
desarrolladas en un espacio fijo, invadiran y atravesarán este recinto diversos
espectáculos itinerantes.

Distrinto 50 será el tercer espacio, también al aire libre,
que ofrecerá una oferta variada y heterogénea para públicos amplios, dentro de
lo que se conoce como artes escénicas de calle. 16 compañías cuyas actuaciones
tendrán lugar los jueves y viernes a las 23.30 horas y los sábados y domingos a
las 12.30.

En estos tres
escenarios se desplegarán lo que Francisco Ortega considera «las últimas
creaciones internacionales en géneros tan variados como la danza aérea, el
nuevo circo, la acrobacia, los conciertos multidisciplinares, el teatro del
fuego, el audiovisual o las grandes estructuras”.

TEATRIO ARAGONÉS

El teatro aragonés no podía estar ausente de la Expo 2008.
Así, una variada representación, desde Teatro Che y Moche, Pilar Molinero,
Caleidoscopio Teatro o Los Mcclown se podrá disfrutar en el Balcón de las Artes
Escénicas. Allí se podrá ver a una compañía australiana, Corazón de Vaca, que
está dirigida por el aragonés Julián Fuentes Reta, director, dramaturgo y
escritor.