INCLUIRÁ PIEZAS ÚNICAS DE LA COLECCIÓN DE JOPSEP M. QURALTÓ, UNA DE LAS MÁS PRESTIGIOSAS DE EUROPA

Esta exposición hace un recorrido en la historia del cine que abarca desde los antecedentes del Séptimo arte hasta hoy. Entre el centenar de piezas que se exhibirán, de las más de 15.000 que componen la colección,  se encuentra una selección de carteles de cine español, cristales pintados a mano, sombras de la Isla de Java, camboyanas y las famosas sombras europeas o francesas, así como una linterna mágica de tres objetivos y una Olikos que filma y proyecta con cristales. También contará con una selección de las denominadas joyas de la Colección Queraltó: piezas de Lumierè, Edison, Pathe, etc. Asimismo, rindiendo homenaje a la pintura, se exhibirán obras de la serie de cine del pintor brasileño Otto Cavalcanti, con un cuadro especial en 3D.
 
La exposición se compondrá de varios espacios perfectamente delimitados como el dedicado a la exhibición, a las sombras, las linternas mágicas y una dedicada a algunas joyas de la cinematografía. Todo ello con la intención de rendir tributo al cine, tanto a las personas que lo han hecho y lo hacen posible, como a las piezas que inmortalizaron el Séptimo Arte.
 
UNA VIDA PARA EL CINE
 
El leridano Josep M. Queraltó nació en Vallbona de les Monges en 1937. Allí trabajó durante su adolescencia las tierras de sus padres. Los fines de semana hacía de operador en el cine de Vallbona, tal como hacía Philippe Noiret en la película «Cinema Paradiso”, de la que es un gran admirador. Autodidacta y dispuesto siempre a ampliar sus conocimientos, se costeó un curso oficial de radio a distancia en la Escuela Maimó de la capital catalana. Empezó a ganarse la vida reparando aparatos de radio y otros electrodomésticos en Vallbona y comarca, tarea que compaginaba con la de operador de cine. Su negocio fue creciendo y pronto empezó a fabricar sus propios aparatos de radio a través de unos kits que le enviaban de Barcelona, hasta el punto de tener una pequeña sucursal en cada pueblo para poder recoger los encargos. En 1958 se trasladó a Barcelona, donde empezó de nuevo. En 1974, con dos socios más, fundó Suministros Kelonik, empresa dedicada a la fabricación de equipamientos cinematográficos.
 
Es en este contexto y gracias a su profesión, que le ha permitido estar en contacto con empresas de fabricación de equipos cinematográficos, laboratorios fotográficos, salas de proyección y estudios de grabación de toda España y otros países, que Josep Maria Queraltó ha podido acceder, conservar y restaurar materiales de gran valor histórico,
consiguiendo tener actualmente una magnífica colección de más de 15.000 objetos de cine durante estos últimos 30 años, todos cuidadosamente clasificados según el grupo al que pertenecen.