LA CAPITAL COLOMBIANA CELEBRA SU PRESTIGIOSO CERTAMEN TEATRAL CON MÉXICO COMO PAÍS INVITADO

Con una emotiva inauguración por parte de la Fura dels Baus, con la obra «Afrodita y el juicio de Paris”, dio inicio al evento cultural más importante de Bogotá. La obra de gran formato y al aire libre, recrea magistralmente con música, juegos pirotécnicos, video y el despliegue de más de 80 actores, la disputa entre Atenea, Hera y Afrodita por poseer la manzana «para la más hermosa”.

El templado Paris deberá ser el que ejerza de juez y las diosas le tentaran ofreciéndole diversos dones a cambio de que las elija. Como un gran elemento de trabajo del grupo catalán está el de contar para su montaje con artistas, actores del lugar de acogida de la obra, que para este caso se contó con dos agrupaciones colombianas, que son parte del programa de atención y reparación de las víctimas: Tierra Fértil, de la inspección El Tigre, municipio Valle del Guamuez, Putumayo y con la Asociación Talento y Futuro, de Pueblo Bello, ambas reconocidas por su trabajo en buscar una alternativa cultural a los jóvenes y a la población ante las difíciles situaciones de la violencia y guerra. «Fue algo importante y una gran experiencia” en palabras de Pera Tantiña, su director.

México es el país invitado de honor. Luis de Tavira, el reconocido director de la Compañía Nacional de Teatro de México, se presentó con una versión libre de «El círculo de tiza caucasiano”, del dramaturgo alemán Bertolt Brecht. «El círculo de cal”, con al trabajo de los indígenas y su madre tierra siempre acechados por depredadores del medio ambiente.

Otras obras presentadas por México son «Misa fronteriza», de la Compañía Gorguz Teatro y Universiteatro, «Mendoza», de los Colochos Teatro, «Memorias de dos hijos caracol», de Carretera 45 Teatro, «Baños Roma», de Línea de Sombra, «Una Luna para los mal nacidos», de la Universidad Nacional Autónoma de México y «Tristán e Isolda», de La compañía de Manuel Aguilar (Mosco)

La participación española ha sido muy importante, pues además de las obras, la delegación, realizó talleres y conversatorios que han tenido una excelente acogida; Este año han estado presentes: Nuria Espert, con la obra «La violación de Lucrecia”, basada en un poema de Shakespeare. En este monólogo en el que la actriz es Tarquino y Lucrecia a la vez: el violador y su víctima. Ana Belén y un gran elenco de actores, con «Medea”, bajo la dirección de escena de José Carlos Plaza, y escrita por Vicente Molina Fox tomando como base la tragedia griega, escrita hace más de dos mil años, con una nueva óptica de la historia de la hechicera.

Antonio Canales, un habitual del Festival, ha traído su obra: «Una moneda y dos caras”, un trabajo que le llevo más de tres años en su preparación. Lo considera su trabajo más personal y en él ha incluido sus ideas y sus reflexiones de vida, plamadas en su danza flamenca, una excelente coreografía y el uso de proyecciones en 3D.

Y por último la coproducción de Dos puntos y la Ventana producciones, «MK Ultra2, un espectáculo de danza, malabares, acrobacias aéreas donde el mundo femenino es la inspiración desde la mujeres ancestrales hasta de la cultura pop.

De Argentina, Darío Grandinetti, con «Novecento», un monólogo sobre un personaje de leyenda del siglo XX, creado por la ficción del famoso autor de «Seda», Alessandro Baricco.

El Festival cuenta además con un excelente panorama mundial del teatro, del que destaca el teatro clásico con uno de sus mayores exponentes: Peter Stein, con «Borís Godunov»; el dramaturgo y director esloveno Tomaz Pandur con una nueva versión de «Fausto» montaje de proporciones míticas y un impresionante concierto de tecnología y gótica belleza un «teatro de alta definición”; «El Rey Lear», de la compañía polaca The Song of the Goat Theatre, una versión contemporánea de la obra de Shakespeare, donde la música, las voces, el canto, reflejan el drama real; «Hotel Paradiso», de la compañía alemana Familie Flöz, que con sus máscaras, y sin diálogos, recrean la historia en un hotel alpino.

100 directores, 3650 actores, 32 países, 164 obras, 855 funciones, 210 funciones de teatro de calle, 63 escenarios, 38 salas, 22 localidades… Bogotá esta de gala.