EL ACTOR, DIRECTOR Y ESCRITOR FALLECIÓ A LOS 86 AÑOS

Estaba casado con la también actriz Emma Cohen, con quien contrajo matrimonio poco después de su ingreso en la RAE, después de muchos años de relación. Tenía dos hijos, fruto de su anterior unión con la cantante María Dolores Pradera

Fernándo Fernán Gómez había nacido el 28 de agosto de 1921 en Lima (Peru), de casualidad, ya que su madre, la actriz Carola Fernán-Gómez, se encontraba en la capital peruana de gira. Quiso estudiar Filosofía y Letras, pero la guerra trucó sus deseos. Enrique Jardiel Poncela le dio su primera oportunidad cuando contaba sólo 16 años en «Los ladrones somos gentes honrada”. A partir de entonces, tocó todos los campos porque escribió novelas, guiones para televisión, artículos periodísticos y obras narrativas y dirigió cine y teatro además de mantener una larga trayectoria como actor, con más de 210 películas. «Mía Sarah”, estrenada el pasado año, fue su último trabajo ante la cámara.

Fernán Gómez tenía todos los premios del cine, el teatro, el periodismo y la cultura. Fue Premio Nacional de Teatro, Premio Nacional de Cinematografía; Premios de Interpretación, Festival de Cine de Berlín, por «El anacoreta” y por «Stico”; Premio de Interpretación de la Crítica Internacional, en el Festival de Cine de Venecia, por «Los zancos”; Premio Lope de Vega a la obra teatral «Las bicicletas son para el verano”; Premio Espasa Humor a «El ascensor de los borrachos”; Premio Fastenrath de Real Academia Española por la novela «La Puerta del Sol”; Medalla al Mérito en las Bellas Artes; Profesor Emérito del Instituto de Cultura Hispánica de Sao Paulo, Brasil; Correspondiente de la Academia de Bellas Artes de San Fernando; Cinco Goyas, la máxima cantidad de estos galardones acumulados por
ninguna otra figura del cine español, y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

AMPLIA FILMOGRAFÍA

Fernán Gómez ha sido una de las principales figuras del cine español de las últimas décadas. Actor en muchísimas películas de la posguerra, ganó popularidad sobre todo con «Botón de ancla», Ramón Torrado, en 1947, y en «Balarrasa», José Antonio Nieves Conde en 1950. También trabajó a las órdenes de Bardem y Berlanga en «Esa pareja feliz» (1951), para debutar, poco después como director. Entre sus trabajos tras la cámara, destacan en una primera época títulos como «La vida por delante” en la que hace un retrato tragicómico y pesimista sobre las dificultades de la vida cotidiana, «La vida alrededor”, «La venganza de Don Mendo”, «El extraño viaje» o «El mundo sigue”. Su carrera como actor sigue paralela y trabaja con los mejores directores del cine Carlos Saura, Victor Erice, Ricardo Franco, Manuel Gutiérrez Aragón, Jaime de Armiñán, José Luis Garci o Pedro Almodóvar entre otros. Gracias a «Balarrasa” y «Esa pareja feliz” se convirtió en uno de los rostros más populares de los años 40 y 50. «El anacoreta”, «Stico”, «El viaje a ninguna parte”, Ana y los lobos”, «El espíritu de la colmena”, «El amor del capitán Brando”, «Mamá cumple cien años”, «Maravillas”, «El río que nos lleva”, «Belle Epoque”, «El abuelo”, «La lengua de las mariposas” y «En la ciudad sin límites”. Su último trabajo fue «Mía Sarah”, dirigida por el novel Gustavo Ron.

Como director, dirigió, además «Mi hija Hildegart”, «Cinco tenedores”, «Mambrú se fue a la guerra”, «El viaje a ninguna parte”, «El mar y el tiempo”, «Fuera de juego”, «Pesadilla para un rico”, «Siete mil días juntos” y «Lázaro de Tormes”, película que tuvo que abandonar por problemas de salud en 2001, siendo sustituido por José Luis García Sánchez.

En enero del 2000 Fernando Fernán Gómez ingresó en La Real Academia, ocupando el sillón B, siendo el primer actor que ingresó en la Real Academia. Su discurso titulado «La aventura de la palabra» fue enormemente aplaudido por sus compañeros los cómicos.