Una impactante película de terror, segundo largometraje de Pascal Laugier

«Martyrs», la polémica cinta francesa que narra las torturas infligidas a una joven se ha hecho con el Méliès de Oro a la mejor película europea de género fantástico. Se trata de una impactante película de terror a cargo de Pascal Laugier («El internado»). Las películas nominadas eran: «Mum & Dad» (Steven Sheil), «Absurdistan» (Veit Helmer), «Sauna» (Antti-Jussi Annila), «3 Días» (F. Javier Gutiérrez), «Butterflyzone» (Luciano Capponi), «Linkeroever» (Pieter Van Hees), «Moon» (Duncan Jones) y «Panique au Village» (Stéphane Aubier y Vincent Patar).
«Martyrs» se sutúa en Francia, a principios de los años 70. Lucie (Jessie Pham), una niña desaparecida desde hace un año, es descubierta errando al borde de la carretera tras lograr escapar de su cautiverio. Casi catatónica, no se acuerda de nada. Los policías encuentran rápidamente el lugar donde estuvo encerrada, un matadero abandonado, pero Lucie no lleva ningún rastro de abusos sexuales, lo que refuerza el carácter misterioso del asunto. Hospitalizada, reaprende a vivir (a pesar de las pesadillas donde aparece un hombre torturado) y forja una amistad con Anna (Erika Scott), otra niña a cargo de la institución después de haber sufrido abusos en su familia. Y 15 años más tarde, en una casa de campo donde vive una familia, aparece Lucie (Mylène Jampanoï), fusil en mano, disparando al padre de familia (Robert Toupin).
El Méliès de Oro al mejor cortometraje fue para «Cold and Dry», dirigido por Kristoffer Joner y codirigido y producido por Bjørn Arne Odden. El corto se había llevado el Méliès de Plata en el Amsterdam Fantastic Film Festival.
El jurado de este año lo formaban Antje Mönning, Tim League y Toni Messa. La deliberación ha estado acompañada de una gala de presentación pública a la que han asistido representantes (directores, actores, productores, etc.) de las películas galardonadas y que ha concluido con la entrega oficial del premio Méliès de Oro. Todos los miembros de la Federación están obligados a programar en la edición siguiente al menos una de las películas premiadas que no haya sido presentada en su certamen, con preferencia la ganadora del premio Méliès de Oro.
La Federación se ocupa de promocionar durante el año siguiente a la concesión del premio las películas galardonadas. En el marco de la gala se han proyectado las películas «Les derniers jours du monde» (Jean-Marie y Arnaud Larrieu) y «Cargo» (Ivan Engler, codirigida por Ralph Etter). También se ha entregado una Maria Honorífica al director Antonio Isasi-Isasmendi en reconocimiento a su carrera cinematográfica.