LA INSTITUCIÓN ESTADOUNIDENSE PREPARA una investigación para descubrir a un «pirata» entre sus académicos

Según el portal de The Hollywood Reporter, miembros de la industria, de estudios y distribuidoras, han dado la voz de alarma sobre la publicación en Internet de películas de este tipo. Al parecer, tanto estudios como distribuidoras estarían valorando la posibilidad de realizar una investigación para identificar al responsable o responsables de la publicación en Internet de copias de las películas nominadas a los Oscar.
Habitualmente las principales películas producidas en Hollywood suelen estar rápidamente estén disponibles a través de copias pirata, captadas en cines con cámaras. Sin embargo, lo que no es tan habitual es que se filtren copias de los filmes a los que supuestamente solo tienen acceso los académicos y organizadores de los Oscar, los premios de la Academia.
Las sospechas apuntarían a que un miembro de la Academia habría subido a Internet copias de las películas enviadas para la valoración de cara a los Oscar. Se trataría de una vulneración grave puesto que sería cometida por un miembro del propio sector.
No es la primera vez que un caso de este tipo se produce. En España apareció una copia en Internet de la película «Balada triste de trompeta», de Alex de la Iglesia, con la marca de agua que se utiliza en las copias destinadas al uso de los academicos. De esta manera, alguien con acceso a esas copias específicas permitió que llegará a Internet.
De la misma manera, en Estados Unidos se ha demostrado en otras ocasiones la relación de trabajadores de estudios con copias piratas. Recientemente se identificaron las direcciones IP de equipos del estudio Paramount en relación a la descarga de varios filmes piratas de Internet.
Estados Unidos es una de las principales potencias del mundo en el campo del cine. Hollywood es un referente para el resto del mundo y su nivel de producción es prácticamente único. Los estudios estadounidenses han conseguido innovar en las técnicas para realizar las películas, consiguiendo films con efectos nunca antes vistos. Sin embargo, Hollywood sigue teniendo un problema que no consigue resolver, la piratería.